Opinión | La tragedia no es un negocio - Papel De Tinta Negra

Novedades

26 sept 2021

Opinión | La tragedia no es un negocio

Con la erupción del volcán de La Palma hemos vuelto a ver las dos caras del periodismo. O más bien, cuando el entretenimiento y el show intentan pasar por la acción de informar sin caer en el morbo. Las televisiones nacionales han vuelto a dar vergüenza ajena con una cobertura centrada en el sensacionalismo, enviando periodistas frente a la lengua de lava para tener la mejor imagen y la más cercana a la desgracia. Desgracia que aprovechan otro tipo de programas, como es la basura de Sálvame, que aprovecha para rebuscar en la basura y querer mostrar la peor cara con tal de tener el regocijo de sus espectadores y sus directores. 

 

Por suerte, no todo el periodismo es así. La televisión autonómica de Canarias está dando clases maestras cada día desde que el volcán explotó. Incluso antes, comenzó alertando a la población sin caer en el morbo y un alarmismo innecesario para que la sociedad no entrara en estado de ansiedad. Los que hemos tenido la suerte de poder seguir su cobertura hemos visto como se puede hacer algo con coherencia, estilo, elegancia y rigor. Han explicado absolutamente todo y mostrado lo que creen que pueden enseñar sin caer en el morbo y el sensacionalismo, algo que, como hemos visto a nivel nacional, es, casi, básico. Es un error, quiero pensar que es así, cubrir una tragedia natural como un acontecimiento donde cuánto más se enseñe y más se fuerce todo mejor para la sociedad. 

 

Se escudan en el derecho a informar para caer en lo más bajo que pueden hacer, disfrutar y hacer dinero de la tragedia. Los políticos son otra especie que debería desaparecer de este tipo de acontecimientos. No podemos permitir que tengamos el desfile de políticos que quieran hacerse la foto y aprovechar para hacer campaña contraria a quién esté en el gobierno, sea de la ideología que sea. No se puede aceptar que la propia ministra de Turismo celebre en televisión que esto es un "espectáculo" que hay que aprovechar y fomentar. Hay personas que han perdido absolutamente todo, su casa, su trabajo, su futuro y su pasado. No hace falta que el político de turno intente sacar rédito para su partido. 

 

Felicitar una vez más a Radio Televisión Canaria por ser un ejemplo de Periodismo e información ante una tragedia de semejantes dimensiones. Otras vuelven a caer en el show más básico y lamentable que podemos ver ante este tipo de situaciones. Por suerte, hoy en día puedes ver a través de internet canales que van más allá y ofrecen información, tertulias y expertos que pueden ayudar a muchos y no a una reportera que va buscando a la persona que haya sufrido más porque es lo que quiere su programa y cadena. Aun queda buen periodismo, ganas de informar y de hacerlo bien. Aun queda esperanza en esta profesión aunque a veces cueste verla más de lo necesario.

Páginas