About Me

header ads

La Bogeria del Cine | Aquaman

 Título: Aquaman

Director: James Wan

Año: 2018

País: Estados Unidos

Duración: 107 minutos

Presupuesto: $160.000.000

Recaudación:
$1.148.061.807

Reparto: Jason Momoa, Amber Heard, Patrick Wilson, Willem Dafoe, Nicole Kidman, Yahya Abdul-Mateen II, Temuera Morrison, Dolph Lundgren, Michael Beach, Ludi Lin, Graham McTavish, Patrick Cox, Randall Park, Djimon Hounsou, Leigh Whannell, Sophia Forrest, Natalia Safran, Tahlia Jade Holt

_SINOPSIS_

Cuando Arthur Curry descubre que es mitad humano y mitad atlante, emprenderá el viaje de su vida en esta aventura que no sólo le obligará a enfrentarse a quién es en realidad, sino también a descubrir si es digno de cumplir con su destino: ser rey, y convertirse en Aquaman.

_OPINIÓN PERSONAL_ 

Aquaman se presentaba como un gran inicio para un gran superhéroe. Una película visualmente muy bonita y con efectos especiales a la altura, pero también comete los mismos errores y la convierte en una película muy simplona. La historia del héroe renegado de sus poderes con una historia dura detrás. De hecho, a Jason Momoa solo le hace falta aparecer con el piloto automático para darnos un papel más que aceptable. La verdadera protagonista se llama Amber Heard que es quien, a mi opinión, lleva el peso de la película. El trabajo duro es para ella mientras que luego llega Aquaman para salvar el mundo y llevarse los elogios.

Con el paso del tiempo me he dado cuenta que a todas las películas de Wan les falta ese trasfondo y ese clic que nos haga engancharnos a las cintas. Comete los mismos errores en todas y se nos hacen hasta predecibles. Poco más de hora y media en la que descubrimos que será una cinta más de héroes que no conseguirá resucitar a DC a pesar de que haya conseguido superar los 1.000 millones de recaudación a lo largo del mundo. Es un blockbuster más que pasa sin pena ni gloria en la memoria a largo plazo de los espectadores.

Un gran ejemplo de que todo no llega a encajar del todo es el trabajo de los secundarios. Ninguno consigue destacar de la pareja protagonista y vemos que no llegan a apuntalar la cinta como deberían viendo el nombre y papel de casi todos ellos. Ni siquiera los padres de Arthur Curry consiguen destacar a pesar de tener la mejor historia de toda la película. Como toda cinta de este corte, tenemos la gran batalla final en la que todo se desmadra para que tengamos la victoria final de nuestro superhéroe favorito. Algo tan simple y mil veces hecho que no puede salir mal.

En definitiva, Aquaman cumple con los estereotipos de toda cinta de superhéroes y nos da un entretenimiento sin tener que pensar demasiado. Blockbuster veraniego que olvidaremos debido a los errores que te dejan con ese mal sabor de boca pese a tener todo a favor para tener el resurgir de DC en sus manos. Una oportunidad perdida para reflotar una compañía que seguirá haciendo aguas por todas partes hasta que tengamos de nuevo a un Cristopher Nolan o James Gunn que le de la vida que merecen.

_VALORACIÓN_

6,7