About Me

header ads

Entrevista | Lydia Ramirez "Un personaje en un guion no es nada hasta que un actor le pone voz y cuerpo"


Lo primero sería agradecerte que cedas parte de tu tiempo para responder unas cuantas preguntas. Empecemos por el principio…


¿Quién es Lydia?

Lydia es hija de Luis y Sandra. Una chica que vive feliz persiguiendo un sueño. 

¿Cuándo supiste que querías ser actriz?

Desde que tengo uso de razón me ha encantado el mundo del arte y el espectáculo pero no fue hasta que entré en un grupo de teatro y danza cuando estudiaba primaria y descubrí la sensación de estar frente a un público que supe era lo que más me gustaba en el mundo  y hasta los 16 años que hice mi primer casting en Madrid no supe que quizá no era una locura dedicarme a ello en cuerpo y alma. 

¿Cómo han sido tus inicios en el mundillo?

A los 14 entré en una escuela de teatro en Granada y gracias a un amigo que me empujó a ir más lejos y a una representante que creyó en mí me inicié profesionalmente. Antes era simplemente un hobbie que me apasionaba y disfrutaba con cada clase de daba. 

Tu salto a la fama nacional ha llegado con Estoy Vivo… ¿Cómo surgió esa oportunidad?

Empezó siendo un papel muy pequeñito en la primera temporada, era mi primer trabajo en televisión, nunca imaginé que mi personaje iba a crecer tanto en el transcurso de la serie. 

El elenco de la serie es una auténtica maravilla… ¿Con quién sueñas con participar en un proyecto?

Me encantaría trabajar con Carmen Machi, es una de las actrices que más he admirado siempre y cada vez que la veo disfruto más, sería un sueño trabajar de la mano con ella. También sueño con trabajar con Penélope Cruz, Elena Anaya o Ricardo Darín. Aunque también tengo muchos compañeros y compañeras de mi escuela y amigas a las que admiro muchísimo con las que aún no he tenido el placer de trabajar. 
Aunque he de decir que haber trabajado con Alejo Sauras y Javier Gutiérrez ha sido una maravilla y estoy muy feliz de haber aprendido de ellos. 

Tu cambio ha sido drástico en esta tercera temporada… ¿Cómo recibiste el cambio?

Cuando me iban mandando los guiones yo no me lo podía creer, y ya en los últimos episodios recuerdo dar brincos de alegría al ver cómo iba transformándose DH-72.  No paraba de decírselo a mi compañera de piso y de repetir una y otra vez mis frases por la casa. Por suerte mi amiga Renata, que vivía conmigo en ese momento, se prestaba a todo y le divertía repasar los guiones conmigo. 

¿Qué te ha aportado el personaje y qué le has aportado a ella?

Ella me ha aportado mucha confianza en mí misma y ganas de creer en mí. Me ha hecho trabajar duro respecto a la creación de un personaje tan peculiar como la funcionaria, que no era humana pero tampoco un robot. Y fue muy interesante trabajar sus emociones, su posición corporal, sus gestos, descubrir poco a poco cómo siente un enlace, qué le ocurre por dentro, si eso podía cambiar a lo largo de la serie y qué rasgos eran incorruptibles. Y yo a ella le he aportado la vida. Pues un personaje en un guión no es nada hasta que un actor le pone voz y cuerpo. Nos necesitamos mutuamente.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Ahora mismo estoy centrada en varios proyectos de teatro pero aún no puedo contar mucho más. 

¿Cuáles son tus aficiones, además de la actuación?

Soy amante del deporte, siempre he hecho mucho deporte, fui velocista y ahora intento entrenar mucho mi cuerpo. Me he aficionado al surfskate y al yoga.

¿Qué serie, película, o ambas recomendarías para ver de forma obligatoria?

Pues acabo de ver Parasitos, que me ha encantado, es una mezcla de comedia, drama, suspense… Y de series estoy enganchada a “Vida perfecta”, “El embarcadero”, “Sex education”, “Jane the Virgin” y “You”.

¿Te ves dando el salto definitivo al cine o teatro? 

Pues el salto al cine lo dí este año recien pasado con la película “Si yo fuera rico” que por cierto, también recomiendo que la veáis por supuesto. Os vais a reir mucho, es una comedia muy divertida de Álvaro Fernández Armero, con el que fue un gustazo trabajar.

Y para terminar… ¿Cómo te ves en un futuro dentro de la actuación?

Me veo sin tener que pensar en trabajar de otra cosa que no sea de esto. Si consigo poder vivir sólo y exclusivamente de esto ya sería un éxito para mí.  

¿Cómo se presenta el nuevo año?

Pues se presenta con una Lydia más madura y con ganas de afrontar todos los retos que vengan. Se presenta con muchas ganas de trabajar y divertirme.

Muchas gracias por aceptar y ha sido un auténtico placer. ¡Espero podamos repetir muy pronto! Besos. 

¡El placer ha sido mío! ¡Mil gracias!