La Bogeria del Cine | Verónica - Papel De Tinta Negra

Novedades

12 de abril de 2019

La Bogeria del Cine | Verónica

 Título: Verónica

Directores: Paco Plaza

Año: 2017

País: España

Duración: 105 minutos

Reparto: Sandra Escacena, Bruna González, Claudia Placer, Iván Chavero, Ana Torrent, Consuelo Trujillo, Sonia Almarcha, Maru Valdivielso, Leticia Dolera, Ángela Fabián, Carla Campra, Samuel Romero


_SINOPSIS_

Inspirada en una historia real sucedida en el madrileño barrio de Vallecas en los años 90. Tras hacer una ouija con unas amigas, una adolescente es asediada por aterradoras presencias sobrenaturales que amenazan con hacer daño a toda su sfamilia.

_OPINIÓN PERSONAL_ 

Paco Plaza regresa al género que le dio notoriedad en nuestro país. Tras la saga REC, brillante en algunos sitios y lamentable en otros, regresa al costumbrismo del terror y a las maneras clásicas. La cinta está basada en la historia real de Verónica, adolescente que realiza una sesión de ouija con las amigas. El problema de estos rituales o sesiones es que, si no las cierras correctamente, lo que puede venirte encima no deja de ser brutal en algunos casos.

La película, pese a ser algo más larga de lo habitual para el género, se diluye en pocos momentos y mantiene el tipo. La protagonista, Sandra Escacena, nos da un gran papel y nos hace sufrir con su degeneración de la seguridad al propio pánico. No nos hace falta extravagancias alguna y vemos que la elegancia y el terror no presente, sino el que te esperas por lógica, muchas veces hace más efecto que el susto propiamente dicho. Sustos que también hay y que vemos como el director tira, en alguna ocasión, si necesidad.

Eso sí, el clímax que la cinta va creando a lo largo de todo el metraje flojea un poco por su final. Todo un derroche de terror actual que contradice, y combina muy mal, con lo creado hasta el momento. Perdemos la sutileza, lo bien que estaba todo creado para romperlo en un final estruendoso y, casi, sin sentido. La cinta, visto el terror actual, cumple y sorprende basando, de forma fehaciente, una historia real con muy buenas interpretaciones y una forma de contarnos la historia que gusta, aunque acabe casi estampada contra la pared en el anti clímax final.

En definitiva, Verónica es una gran historia con un muy buen desarrollo pero con un mal final. Ello no quita que el conjunto, en especial el de fotografía y ambientación, no merezcan la nota final. Al contrario, la nota que veréis a continuación es por el contenido y la forma, que no el modo. Paco Plaza se reencuentra a sí mismo y nos ofrece su talento al servicio del terror, lástima que, al final, todo, o casi, se le vaya de las manos.

_VALORACIÓN_

8