Especial Al Pacino: Pánico en Needle Park - Papel De Tinta Negra

Novedades

22 de enero de 2019

Especial Al Pacino: Pánico en Needle Park


 Título: Pánico en Needle Park

Directores: Jerry Schatzberg

Año: 1971

País: USA

Duración: 110 minutos

Reparto: Al Pacino, Kitty Winn, Alan Vint, Richard Bright, Kiel Martin, Marcia Jean Kurtz, Raul Julia, Warren Finnerty, Michael McClanathan

_SINOPSIS_

Retrato de un grupo de adictos a la heroína que vagabundea por el "parque de la aguja" en la ciudad de Nueva York.

_OPINIÓN PERSONAL_ 

La primera cinta de Al Pacino como protagonista. Antes realizaría Me, Natalie, pero aún no la he visto y sigo a la caza de comprarla en físico. En Pánico en Needle Park nos encontramos a Bobby, un adicto a las drogas que va empeorando según pasa el tiempo y acaba pasándose a la aguja, llevándose por delante a su nueva pareja, Helen. La cinta se convierte en 110 minutos de bucle en la que se repite la historia casi hasta la saciedad pero nos encontramos con diferentes matices que hagan que la película brille en ciertos momentos.

Aquí no tenemos a un Pacino exagerado y potenciando su actuación, lo vemos relajado, disfrutando de la cinta y de la historia, es por ello que su debut por la puerta grande queda inmortalizado en esta muy buena cinta. Ambos intentan salir de las drogas en varias ocasiones pero acaban cayendo al pozo más aún de lo que imaginan en un bucle constante hasta la desesperación por conseguir un chute o una dosis más, haciendo lo que sea por seguir adelante.

La decadencia viene acorde con la cinta. Todo va degenerando en cuestión de tiempo y vemos como ambos se sumergen en lo más profundo de ellos mismos, en su lado oscuro, buscando una solución que no tienen la capacidad de encontrar. Es una relación tóxica, en un mundo tóxico, en una adicción que los llevará al peor lugar posible. Aún así puede verse la resignación en la cara de cada uno de ellos en los malos momentos, esa visión de que saben hacia donde van y no quieren parar aún sabiendo que van hacia el abismo.

En definitiva, la cinta es realmente buena y el final es todo un homenaje a la cinta en sí. Es la respuesta a todos los problemas en un mundo que va demasiado rápido para ellos y en los que nadie se paraba a pensar en aquellos tiempos. Una cinta de autor que tiene una calidad realmente brutal y que sigue tan vigente y bien realizada como entonces. Uno de esos tesoros en la filmografía de Al Pacino que pocos conocen y estoy seguro que si vierais la cinta, os haría pensar mucho más de lo que estáis dispuestos a aceptar.

_VALORACIÓN_

8,5