About Me

header ads

La Bogeria del Cine | The Host

  Título: The Host

Director: Bon Joo-Ho

Año: 2006

País: Corea del Sur

Duración: 119 minutos

Presupuesto: KRW12,215,500,000

Recaudación:
$89,433,436

Reparto: Song Kang-ho, Byeon Hie-bong, Park Hae-Il, Doona Bae, Ko Ah-sung, Lee Dong-ho, Lee Jae-eung, Yoon Je-Moon, Kim Roi-ha, Park No-Sik, Yim Pil-sung, Scott Wilson 

_SINOPSIS_

Los habitantes de Seúl observan sorprendidos un extraño objeto que cuelga de un puente sobre el río Han. El objeto es, en realidad, una monstruosa criatura mutante que al despertar devora a todo aquel que se cruza en su camino. En medio de tanto horror, la criatura mutante rapta a la hija del dueño de un quiosco que vive felizmente a la orilla del río.

_OPINIÓN PERSONAL_ 

Una idea para una película bastante potente pero la ejecución y la credibilidad de ciertos personajes y del propio monstruo deja mucho que desear. Ahí flaquea en demasía y rompe la poca credibilidad que le puedan dar los actores a la cinta con una criatura que no está a la altura de la idea. El director de Parasite lo intenta pero sale airoso debido al empeño que le ponen el elenco pese a todo. Tras un comienzo importante, la historia se va diluyendo entre sinsentidos y va degenerando en un camino hacia el final que se nos hace demasiado pesado. 

Son Kang-ho vuelve a demostrar su versatilidad en un papel totalmente diferente a donde lo he visto. He empezado a seguir muy de cerca sus actuaciones ya que me parece una brutalidad como actor. El mismo no puede con todo el peso de la película y se va diluyendo al mismo ritmo que la historia. A pesar de durar casi dos horas, se nos hace algo pesada y acabamos recurriendo a otras cosas con tal de ver la película entera. 

The Host se pierde en demasiados clichés en este tipo de cintas. Joon-ho no consigue crear esa magia con la historia y nos encontramos con giros de guion, algunos incomprensibles, para seguir creando una tensión que no se gestiona bien. Todo empieza a fallar cuando todas las cartas están encima de la mesa y nos perdemos, demasiadas veces para nuestra desgracia. 

En definitiva, es una película que verías un domingo por la tarde si no tenemos ninguna opción, tal como hice yo en su momento. Tuve la suerte de ver otra después y quitarme ese mal sabor que me dejó el final. Todo un giro que ya no sorprende debido a todo el caos que reina en la película. Todo gran director tiene su agujero negro que no quiere enseñar y, de momento, esta es la peor que he visto de él y con diferencia.

_VALORACIÓN_

5