About Me

header ads

Opinión | La sanidad en tiempos de crisis

 
La sanidad, esa profesión tan odiada y olvidada por la sociedad española. La sanidad ha vuelto a la palestra debido a la pandemia que estamos sufriendo por el coronavirus. Las pésimas condiciones laborales han salido a la luz y lo único que ha realizado la sociedad española es aplaudir dos minutos, una vez al día. Medidas contundentes ante la crítica situación de nuestro sistema sanitario. Medidas efímeras que han desaparecido cuando nos han dado un poquito de libertad para recuperar nuestra rutina y olvidarnos de todo lo demás.

Una vez superemos todo lo que nos afecta ahora mismo, volveremos a olvidarnos los turnos imposibles por un sueldo paupérrimo y volverán las largas listas de espera para acudir a un especialista por nuestras dolencias. Tenemos un gran sistema sanitario que no nos cobra por acudir cada vez que estamos malos. Lo mantenemos con nuestros impuestos y esperamos que cumpla. El coronavirus ha puesto en evidencia aquello que muchos llevan denunciando durante años y años. La sanidad en nuestro país está en situación crítica.

No valoramos lo suficiente a aquellos que nos salvan la vida y nos cuidan en nuestros peores momentos. Llegaba a ser bonito aplaudir para mandarles todo nuestro apoyo sino fuera porque ahora salimos como una bandada a disfrutar de la pequeña libertad concedida. Olvidamos, casi todos, las prevenciones que nos impulsan a la distancia social y a evitar el contagio y que la curva vuelva a subir. Pedimos justicia a un gobierno que no ha sabido manejar esta situación de un modo mejor. Solo con el paso de los años y la experiencia venidera sabremos si fue la mejor o la peor de las maneras.

Insultamos a nuestros médicos, enfermeras, celadores, farmacéuticas saliendo a la calle a golpear con cucharas de plata nuestros derechos, dejando de lado a aquellos que se han dejado la vida y la salud por intentar que esto mejorara día a día. Nos creemos con el derecho de cambiar el mundo sin saber hacia dónde debemos dirigirnos. Esta pandemia ha dejado muchas cosas claras en la sociedad española. Ha dejado claro que no tenemos una sanidad tan fuerte como pensábamos, ha dejado claro que vivimos rodeados de personas que son solidarias cinco minutos al día, ha puesto de manifiesto que no estamos preparados para algo así. 

Una vez acabe todo, volveremos a nuestra normalidad, volveremos a olvidar a aquellos que nos han salvado la vida durante los meses de encierro, antes y después. Olvidaremos que trabajan con condiciones paupérrimas. Podemos llegar a ser muy desagradecidos con aquellos que se juegan la vida por nosotros. Y ese es el mejor reflejo de la sanidad en tiempos de crisis.