About Me

header ads

Especial Al Pacino: The Irishman

Título: The Irishman
(El Irlandés)

Director: Martin Scorsese

Año: 2019

País: USA

Duración: 209 minutos

Presupuesto: $159.000.000

Recaudación: $968.853

Reparto: Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Stephen Graham, Harvey Keitel, Bobby Cannavale, Anna Paquin, Ray Romano, Kathrine Narducci, Jesse Plemons, Jack Huston, Domenick Lombardozzi, Jeremy Luke, Gary Basaraba, Steve Van Zandt, Welker White, Action Bronson, Chelsea Sheets, Kate Arrington, Sebastian Maniscalco, Stephanie Kurtzuba, Aleksa Palladino, Marin Ireland, Jake Hoffman, Paul Ben-Victor, Louis Cancelmi, Aly Mang, Jennifer Mudge, Patrick Gallo, Rebecca Faulkenberry, Larry Romano, Margaret Anne Florence, Barry Primus, Bo Dietl, J.C. MacKenzie, Thomas E. Sullivan

_SINOPSIS_

Frank Sheeran fue un veterano de la Segunda Guerra Mundial, estafador y sicario que trabajó con algunas de las figuras más destacadas del siglo XX. 'El irlandés' es la crónica de uno de los grandes misterios sin resolver del país: la desaparición del legendario sindicalista Jimmy Hoffa. Un gran viaje por los turbios entresijos del crimen organizado; sus mecanismos internos, sus rivalidades y su conexión con la política.

_OPINIÓN PERSONAL_ 

Una auténtica obra de arte. Martin Scorsese adapta "I Heard You Paint Houses", de Charles Brandt con un reparto de vértigo y nos demuestra que el cine sigue vivo, el cine de verdad. Nos encontramos a Robert de Niro, Al Pacino y Joe Pesci en tres sendas clases maestras de cómo actuar y ofrecernos una maravilla, todo ello bajo la batuta de Scorsese al que se le nota que tiene la libertad para hacer lo que quiera, y sienta, con esta película. No es una película fácil de digerir, y de soportar, para aquellos que ven cine de usar y tirar y apuestan por lo comercial antes que por la historia y la forma de hacerlo, es por ello que verás malas críticas hacia ella. Es imposible que, si te gusta el cine, esta película no te enamore.

La mafia, ese tema tan trillado en la historia del cine regresa de la mano de cuatro maestros del género para ofrecernos la vida y obra de Frank Sheeran, un sicario que estuvo codo con codo con una de las figuras más prominentes del s. XX. Robert de Niro vuelve a demostrarnos su brutal calidad y nos pegamos al sofá, aunque notemos que el rejuvenecimiento facial hace que perdamos alguna que otra expresión. Es el hilo conductor de muchas historias de la época y vemos el auge y caída del sindicato de camioneros, pasando por la muerte de Kennedy y la caída de la mafia, o de parte de ella. De Niro vuelve a dar un golpe en la mesa con otra actuación para la memoria.

El regreso de Joe Pesci era uno de los más esperados en esta cinta. El mítico actor salía del retiro para ponerse a las órdenes de Scorsese para interpretar a Russell, un personaje con mucho más fondo que un simple secundario. Es quien maneja todo en la película ya que, aunque te lo cuenten al principio en clave de humor, la historia se recrudece viendo la misma expresión en Pesci que en los primeros minutos, pese a todo lo que ha conseguido tener, y eliminar, a lo largo del camino. Esa sombra tras la sombra a la que haces caso, y prestas atención, porque tu vida va en ello aunque no lo notes. Bien vale una nominación al Oscar y una estatuilla si aquí los de la Academia supieran qué es actuar hoy día.

Al Pacino regresaba a una gran producción tras estar dando bandazos en los últimos años. De una cinta buena que realizaba, dos eran para olvidar. Aquí parece haber resurgido de sus cenizas para demostrar quién es uno de los mejores actores de su generación junto con De Niro. Volvemos a ver a Pacino en estado puro. Ese nervio, ese histrionismo que le caracteriza con otras escenas más calmadas que nos recuerdan muy levemente al papel que lo subió al olimpo de los actores. Pacino se gusta, y se nota. Nos ofrece una actuación memorable que deja el listón muy alto y que deja totalmente claro que, si está motivado y con ganas, hay muy pocos en la historia del cine que puedan superarlo.

La historia avanza realmente suave y nos encontramos con una película costumbrista que nos ofrece el día a dia de la mafia y las altas esferas del país con la tranquilidad de que todo está justificado si se hace por los motivos que nos interesan. Particularmente no se me ha hecho larga, ni pesada, ni aburrida. Una historia, y una película, soberbia, que quedará para los anales de la historia del cine y que recordaremos por muchos años. Brutal en todos sus sentidos y con una recta final que te destroza. Las consecuencias de la vida siempre llegan y hay planos en The Irishman que, perfectamente, pueden estar en el futuro, o presente, de más de una persona.

En definitiva, The Irishman nos recuerda ese cine de antaño, el que se hace de verdad y no tras una pantalla verde. No es por despreciar a las que si lo hacen pero esta obra de cine demuestra que, si unes a cuatro leyendas con una buena historia, te pueden dar, fácilmente, la mejor película del año por muy en desacuerdo que esté la Academia de Cine en no reconocer a, para mi ycon mucha diferencia, la mejor película de 2019.

_VALORACIÓN_

9,8