Especial Stieg Larsson | La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina - Papel De Tinta Negra

Novedades

15 de enero de 2020

Especial Stieg Larsson | La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina


Título: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

Autor: Stieg Larrson
(Conoce al autor aquí)

Páginas: 752

ISBN: 978-84-233-4982-1

Editorial: Destino

Precio: 22,50 €




_SINOPSIS_

Lisbeth Salander se ha tomado un tiempo: necesita apartarse del foco de atención y salir de Estocolmo. Trata de seguir una férrea disciplina y no contestar a las llamadas ni a los mensajes de Mikael, que no entiende por qué ha desaparecido de su vida sin dar ningún tipo de explicación. Lisbeth se cura las heridas de amor en soledad, aunque intente distraer el desencanto mediante el estudio de las matemáticas y con ciertos placeres en una playa del Caribe.  

_OPINIÓN PERSONAL_

A simple vista, parece poco probable superar el nivel de la primera entrega de la trilogía. Stieg Larsson lo consigue y de qué manera. En esta ocasión no nos encontramos con casos independientes ya que cada libro es consecuencia del anterior. Aquí nos encontramos a una Salander rica con libre disposición de su futuro y que, pese a todo, las consecuencias de lo realizado acuden en su búsqueda sin que pueda escaparse a ellas. 

A pesar de ser un libro potente, las más de 750 páginas no se nos hacen pesadas y eso es por obra y gracia de Larsson que nos entrega una segunda parte brillante. Todos los personajes evolucionan y nos muestran más aristas de las que ya tenían, fruto muchas de ellas de la primera entrega. Salander vuelve a relucir y sobresale sobre todos los demás personales en la que solo Mikael puede aguantarle el paso. 

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina muestra más acción que la ópera prima de Millenium. Sabe mezclar los tiempos muertos con los de acción de manera tan intuitiva y sutil que casi no nos damos cuenta de esos cambios que, en otras novelas, pueden ser demasiado bruscas. Se vuelve a repetir esa excepción de que las segundas partes casi nunca fueron buenas pero aquí brilla todo para darnos una brutal secuela de una trilogía que ya ha marcado una época en el género.

_NOTA_

5/5