Mundo Series | Sons Of Anarchy, temporada seis - Papel De Tinta Negra

Novedades

9 de septiembre de 2019

Mundo Series | Sons Of Anarchy, temporada seis

Título: Sons Of Anarchy
(Hijos de la Anarquía)

Año: 2011

Duración: 65/85 minutos.

Número de capítulos: 13

Temporadas: 7

País: Estados Unidos

Productora: FX Network and Productions

Reparto: Charlie Hunnam, Ron Perlman, Katey Sagal, Mark Boone Junior, Kim Coates, Tommy Flanagan, Mitch Pileggi, Maggie Siff, Theo Rossi, Ryan Hurst, William Lucking, Dayton Callie, Johnny Lewis, David Labrava, Taylor Sheridan, Ally Walker, Winter Ave Zoli, McNally Sagal, Titus Welliver, Adam Arkin, Paula Malcomson, Hal Holbrook, Q'orianka Kilcher, Emilio Rivera, Kurt Sutter, Danny Trejo...

_SINOPSIS_

Serie centrada sobre un club de moteros (MC) que operan ilegalmente en la ciudad ficticia de Charming (California). La historia se centra en el protagonista Jackson "Jax" Teller, un joven miembro de la organización, con rango de vicepresidente, que comienza a cuestionarse sus propios actos y los de su club.

_OPINIÓN PERSONAL_

Esta temporada es de lo más inteligente que verás en cuanto al mundo de las series. Viendo la escala de violencia y tensión que SoA iba acumulando a lo largo de todos estos episodios, lo normal viendo el devenir de las series hoy día hubiera sido explotar al máximo esa premisa. Incluso cayendo en el sinsentido y el golpe fácil. Sons Of Anarchy se aleja de ello y nos centra, de nuevo, en la vida del MC fuera de la presión policial, al menos al principio. Resulta casi un alivio ver la normalidad con la que afrontan los clásicos, y viejos, problemas.

No así los protagonistas que están más al límite que nunca. Tenemos en cuenta que llevamos amando, y odiando, a casi todos los miembros del Club y de la familia que lo rodea. Aquí volvemos a tener esa extraña sensación que sólo las grandes series ya que si la temporada pasada podemos amar a Tara, Jax o incluso a Gemma en ciertos momentos, aquí volvemos a cambiar la tendencia con alguno de ellos. A otros, los seguimos amando ya que tienen ese trasfondo tan duro y con un carisma tan brutal que acabas enganchado a ellos, Tig, para más señas.

Acudimos a la transformación más importante para el Club, quizás, desde sus propios inicios y es ahí cuando vemos las dos caras de la moneda para todos, desde la más absoluta destrucción hasta la resurrección para volver a caer nuevamente. Todo un descubrimiento es ver a Clay fuera de sus corsets y ver cómo puede darnos momentos cómicos y hacernos una carcajada cuando menos lo esperas. Todo un descubrimiento y un placer encontrar esos momentos de comicidad fuera de cada uno de ellos y aligerar todo el peso con el que cargan en estos trece episodios. Episodios más largos de lo normal ya que todos pasan de la hora de duración, más allá el capítulo final que ronda la hora y media.

Vemos la inclusión, sin problemas ni, demasiados, estereotipos sobre la transexualidad y es bueno ver ese tipo de visibilidad y potencia en una serie que no encajaría bien con la aceptación de ello. También encontramos la evolución vibrante de muchos personajes, aunque luego desaparezcan. Todos tienen un paso más allá en su propio mundo que conecta todo un universo realizado de forma brillante. Sons Of Anarchy alcanza con esta temporada la excelencia en el mundo de las series, muy, muy poco visto hoy día en el que se sobrevalora a cada serie que está de moda hoy día.

Esta temporada es tan rica en detalles, movimientos e historias que podría hacer una crítica muy, muy extensa sobre ella. Jax vuelve a dar un paso más allá y nos rompe el corazón en varios momentos. Charlie Hunnam hace el papel de su carrera con uno de esos personajes que te calan dentro. Un niño pequeño dentro de un gran cuerpo que, a veces, te hiela la sangre. Me gustaría pararme, especialmente, en el último capítulo de esta temoprada. Obra de arte donde las haya.

Encontramos referencia tras referencia a las grandes obras del género como son The Soprano y The Godfather. Hablan de los mismo pero el prisma, la época y sobre todo la forma de contarlo es diferente. Aquí vemos homenajes a Al Pacino, a Tony Soprano y a cada una de las entregas de la mejor trilogía de todos los tiempos. La forma en la que Jax se sienta en alguna que otra ocasión, la forma de pensar y algunas que otras escenas míticas de la segunda y tercera entrega. Una temporada muy por encima de las demás, no tanto a nivel creativo y potencia de personajes, que también, sino en esta inteligencia de no querer ir a lo extremo y quedarse en la excelencia del buen gusto.

En definitiva, este paso la convierte, si aun no lo era para ti, en una serie de culto desde sus inicios donde ya imaginaba que no sería una serie más y menos una al uso. Acabas llorando, acabas riendo a carcajadas, acabas sintiendo. No es fácil de conseguir hoy día, cuando todos acabamos elevando series de mitad de la tabla y las comparamos con aquellas que marcan épocas, generaciones y estilos. Aquí tenemos una, si no la has visto no sé a qué estás esperandoy si lo has hecho, saca una cerveza de la nevera y brinda conmigo por una de las grandes series de la historia.

_NOTA_

9,7