Especial Al Pacino: Scent of a Woman - Papel De Tinta Negra

Novedades

14 de septiembre de 2019

Especial Al Pacino: Scent of a Woman

 Título: Scent of a Woman
(Esencia de Mujer)

Directores: Martin Brest

Año: 1992

País: USA

Duración: 157 minutos

Presupuesto: 31.000.000 $

Recaudación: 134,095,253 $

Reparto: Al Pacino, Chris O'Donnell, Gabrielle Anwar, James Rebhorn, Philip Seymour Hoffman, Richard Venture, Bradley Whitford, Ron Eldard, Frances Conroy


_SINOPSIS_

Frank Slade (Al Pacino) es un malhumorado Coronel en la reserva del ejército norteamericano, retirado pues sufre de ceguera. Durante el fin de semana de Acción de Gracias el joven estudiante Charlie Simms (Chris O'Donnell), contratado por la familia de Slade, se queda en su casa para servirle de lazarillo y procurar que no beba mucho. Pero Frank tiene otros planes: irse a la gran ciudad de Nueva York...

_OPINIÓN PERSONAL_ 

Scent of a Woman es la película icónica de Al Pacino. No es porque sea su mejor cinta, sino porque es por la que la academia al fin le concedió el Oscar. Si empezamos a compararlo con sus papeles anteriores y que también eran merecedores de él, acabas teniendo esa sensación de que es un premio pendiente y de justicia. Frank Slade es una obra de arte de personaje, pero quizás no era su mejor actuación de sus últimos 20 años, de eso no hay duda. Esencia de Mujer es una cinta que es un gustazo ver, más allá de las actuaciones del dúo protagonista.

Una historia entre un coronel retirado y un estudiante que busca un dinero extra en vacaciones. Lo que a priori es una pareja de lo más atípica, descubrimos que se complementan mejor de lo que parece. Además, tenemos buenos puntos de comicidad y encontramos frases míticas que hoy aún síguen como el "Uh ah" de Al Pacino. La comedia y la tragedia se intercalan en una obra en la que las dos horas y veinte no le pesan para nada, porque nada sobra. Tenemos otras tantas escenas míticas como uno de los peores momentos del coronel, la cena con la familia o la prueba del Ferrari.

Si hablamos de escenas míticas, tenemos que distinguir dos. La primera es el baile del tango en el restaurante. Algo que quedará para la historia del cine ese talento de Pacino para deleitarnos con esa escena mítica en la que recordaremos por siempre cada vez que escuchemos el "Por una cabeza" título en castellano. Si hay algo en lo que Al Pacino es una bestia escénica son en los discursos o monólogos. Ya lo demostró en Dog Day Afternoon, And Justice For All, Scarface o The Godfather, cuando al fin se demuestra quién es Michael Corleone. Aquí nos encontramos con un "juicio final" realmente épico.

Podríamos hablar de los demás personajes pero salvo Chris O´Donnell ninguno sale tanto en la misma como para poder valorar su trabajo. Poco más que contar de todos ellos que complementan una cinta en la que Martin Brest brilla en la cinta final. Película que quedará para el recuerdo por todas esas razones y por alguna más que yo no mencione aquí, aunque ello no quita que no sea la mejor actuación de Pacino. En definitiva, una cinta familiar que ahonda en la psique de un retirado que no deja ayudarse porque sabe más que todos, un canto a la vida en la que nos abraza la historia, en vez de nosotros a ella. La recordaremos, hablaremos de ella y la comentaremos si la vemos en compañía. Obra de arte para el recuerdo e historia del cine.

_VALORACIÓN_
9,5