Décimo Aniversario Papel de Tinta Negra - Papel De Tinta Negra

Novedades

24 de agosto de 2019

Décimo Aniversario Papel de Tinta Negra


He estado revisando la web en los últimos meses con tal de hacerle una renovación, corrección y eliminación de algunos textos que dejaron de ser parte de mi hace largo tiempo. En esa búsqueda, encontré esta cabecera realizada por una amiga. He estado pensando largo tiempo en cambiar el nombre de la web por algo más corto pero, esta misma cabecera, me recuerda la esencia que tenía este rincón cuando inició su andadura hace ya diez años. 

Jamás pensé llegar a pensar siquiera que esta web cumpliría diez años. De hecho, solo pensaba que llegaría a cumplir cuatro, a lo sumo. Aquello que empezó como un reto conmigo mismo tras disfrutar con mi primer blog centrado en el pro wrestling, ahora se convierte en la piedra de base de lo que, espero, sea mi futuro en las próximas décadas. No sé cómo acabará esto en un futuro pero si sé qué es lo que quiero . Papel de Tinta Negra ha estado ahí siempre, en mis peores y mejores momentos y me han ayudado a mejorar como persona y a decidir quién soy y fortalecerme como persona. 

Me he llevado nueve años agradeciendo a cada persona que ha estado conmigo en este camino. Hoy quiero agradecerme a mí mismo, a riesgo de ser egocéntrico, algo que el que me conoce sabe que no practico, el haber aguantado aquí en momentos en los que no tenía tinta alguna que ofrecerme a mí mismo. He descubierto cosas de mi que jamás hubiera imaginado hace diez años. He dado mil pasos adelante del chico que abrió esta web sin saber muy bien por qué y para qué. Hoy soy diferente, mejor y he podido evolucionar mucho más de lo que jamás imaginé aquel 24 de agosto de 2009. 

No quisiera irme de estas letras sin agradeceros a todos el haberme acompañado en este camino. A los que aún estáis, a los que ya no, a los que confiáis en mí y a los que ya no. A los que lo haréis y a los que os marcharéis. Aquí seguiré yo, escribiendo que es lo que mejor sé y con lo que soy feliz. Aquí seguiré yo con mis letras, mi música y mi ventana al mundo, pequeña, pero suficiente para seguir enamorándome otros diez años más de esta forma de saciar mis propias locuras y demonios personales. 

Bienvenidos a la segunda década de Papel de Tinta Negra. Espero que salgamos vivos todos de ella.