La Bogeria del Cine | Especial J.R.R. Tolkien | El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos - Papel De Tinta Negra

Novedades

29 de junio de 2019

La Bogeria del Cine | Especial J.R.R. Tolkien | El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

 Título:  El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos

Director: Peter Jackson

Año: 2014

País: Nueva Zelanda

Duración: 164 minutos

Presupuesto: 250,000,000 $

Recaudación:
  956,019,788 $

Reparto:Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Ken Stott, Graham McTavish, Aidan Turner, James Nesbitt, Dean O'Gorman, Peter Hambleton, Stephen Hunter, John Callen, Adam Brown, William Kircher, Jed Brophy, Mark Hadlow, Ian Holm, Sylvester McCoy, Andy Serkis, Hugo Weaving, Cate Blanchett, Christopher Lee, Elijah Wood, Barry Humphries, Manu Bennett, Bret McKenzie, Terry Notary

_SINOPSIS_

Después de haber recuperado el reino del Dragón Smaug en la montaña, la Compañía ha desencadenado, sin querer, una potencia maligna. Un Smaug enfurecido vuela hacia la Ciudad del Lago para acabar con cualquier resto de vida. Obsesionado con las enormes riquezas en su poder, el rey enano Thorin se vuelve codicioso, mientras Bilbo intenta hacerle entrar en razón haciendo algo desesperado y peligroso. Pero hay aún mayores peligros por delante. Sin la ayuda del mago Gandalf, su gran enemigo Sauron ha enviado legiones de orcos hacia la Montaña Solitaria en un ataque épico.

_OPINIÓN PERSONAL_ 

Aquí nos encontramos con el final de la fiesta de la Tierra Media para los fans. La cinta, que se acerca peligrosamente a las tres horas de duración, no hace aguas en ningún sitio pero digamos que no hace honor al nombre y todo lo que representa. El Hobbit acaba casi a los inicios de la cinta y nos encontramos con demasiado tiempo que rellenar. Aquí tenemos el problema. Si para terminar una trilogía debemos unir guerras diferentes, en épocas distintas para completar una trilogía, al menos habría que hacerlo bien.

Al final nos acabamos perdiendo un poco entre tanta guerra y una historia un poco difusa. Todo el trabajo realizado en las dos primeras entregas se difumina demasiado pronto. Algunos de los protagonistas están algo perdidos mientras que otros copan tiempo sin demasiado sentido. La recuperación de personajes clásicos de la saga que tampoco deberían estar aquí es otro elemento que nos saca de la historia para los que, con los años, nos hemos vuelto fans del universo de Tolkien. Si bien es cierto que es un blockbuster para aquellos que no están iniciados, para los demás se nos queda demasiado corta y, en muchos momentos, confusa.

En el tema de ambientación, fotografía y banda sonora no tenemos problema alguno. Peter Jackson ya nos ha demostrado que Nueva Zelanda es la Tierra Media en, casi, todas sus edades y acabamos embobados en algunos paisajes más que en la historia que estamos viviendo. Volvemos a centrarnos en personajes como Bilbo Baggins o Thorin que acaba brillando en la recta final, dándole esa épica que todos ansiábamos en esta cinta algo pobre en muchos aspectos. La introducción de tantas historias contadas, demasiado, rápidas hace que todo presente un caos que, en ocasiones, parece hasta ordenado.

En definitiva, el cierre de esta trilogía nos deja un gusto agridulce para los amantes del género y de la prosa de Tolkien ya que vemos demasiadas cosas en, relativamente, poco tiempo y eso hace que todo sea un lío en ciertos momentos de la cinta. Una buena entrega para los amantes casuales del género pero no para los que amamos y disfrutamos cada historia contada por el genio. Una auténtica lástima que todo, o casi, no encuentre una armonía para que brille cada cosa.

_VALORACIÓN_

5,9