La Bogeria del Cine. Spider-Man: Homecoming - Papel De Tinta Negra

Novedades

25 de septiembre de 2018

La Bogeria del Cine. Spider-Man: Homecoming

Título: Spider-Man: Homecoming

Director: Jon Watts

Año: 2017

País: USA

Duración: 130 minutos

Presupuesto: 200.000.000 $
.
Recaudación: 623.900.000 $

Reparto: Tom Holland, Michael Keaton, Robert Downey Jr., Jon Favreau, Marisa Tomei, Jacob Batalon, Zendaya, Tony Revolori, Laura Harrier, Angourie Rice, Kenneth Choi, Michael Barbieri, Logan Marshall-Green, Donald Glover, Tyne Daly, Martin Starr, Hannibal Buress, Abraham Attah, Michael Mando, Bokeem Woodbine, Chris Evans, Gwyneth Paltrow,

_SINOPSIS_

Peter Parker comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía. Bajo la atenta mirada de su mentor Tony Stark , Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, pero interrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture  y, con él, lo más importante de la vida de Peter comenzará a verse amenazado.

_OPINIÓN PERSONAL_ 

Esta cinta tiene un gran problema para mi. Su nombre. Sí, no me he equivocado. Esta cinta si sería perfecta si se llamara al estilo de los 90. Iron Man introduciendo a SpiderMan... O algo así. Una vez así la cinta sería muy buena, pero se supone que el protagonista es Peter Parker, no Tony Stark. Supongo que habrán pensado que a falta de padres o tíos, bien nos vale un super héroe.

El humor, característico de La casa de las Ideas brilla una vez más, además con un Holland que hace subir el nivel de la cinta con su carisma y su potencia ante la cámara, haga lo que haga. Por otro lado la cinta no muestra nada nuevo para los que somos fans del hombre araña, es más una introducción, como ya he dicho, algo pesada y larga. Entiendo que deberían hacer rentable el dinero que ha costado semejante cinta.

Esperemos que la cinta mejore en su segunda entrega pues esta primera pasa por los pelos el corte que tenemos con Marvel. Al menos entretiene, ni demasiado ni poco, en su justa medida y quizás eso es algo que echamos de menos tras tanto tiempo esperando una buena cinta de uno de los más queridos del UCM. Poco más que contar de un blockbuster palomitero del que no salimos ganando si nos tocaba pagar entrada, bebida y comida.

En definitiva, Spider-Man: Homecoming se queda a medio gas, una cinta que no llega a todos y que sale aprobada justamente por un Tom Holland que se hace demasiado rápido con el personaje y por un Tony Stark que siempre nos deja con una sonrisa, esté en la cinta en la que esté, pero poco más.

_VALORACIÓN_

6