La Bogeria del Cine. Transformers: El último caballero - Papel De Tinta Negra

Novedades

27 de mayo de 2018

La Bogeria del Cine. Transformers: El último caballero

Título: Transformers: El último caballero

Director: Michael Bay

Año: 2017

País: USA

Duración: 149 minutos

Presupuesto: 217.600.000 $

Recaudación: 605 425 157 $

Reparto: Mark Wahlberg, Laura Haddock, Anthony Hopkins, Josh Duhamel, Isabela Moner, John Turturro, Stanley Tucci, Gil Birmingham, Santiago Cabrera, Liam Garrigan, Jason Matthewson, Mark Ryan, John Hollingworth, Andy Bean, Jerrod Carmichael

_SINOPSIS_

Han pasado cuatro años desde la tragedia de Chicago y la humanidad sigue reparando los destrozos, pero tanto los Autobots como los Decepticons han desaparecido de la faz de la Tierra. Ahora el Gobierno de los Estados Unidos está utilizando la tecnología rescatada en el asedio de Chicago para desarrollar sus propios Transformers.

_OPINIÓN PERSONAL_ 

Llegamos a la madre de todos los despropósitos en Transformers. Viendo a actores como Sir Anthony Hopkins en esta cinta esperas, al menos, algo de calidad. Nada más lejos de la realidad cuando vemos al Rey Arturo mezclado con los transformers. Algo tan irrisorio en términos generales que lo único que puedes hacer es tomarte la cinta como comedia al estilo Scary Movie. Nada puede mejorar la cinta pese a que, al fin, Michael Bay ha recortado el tamaño de la cinta en nada menos que veinte minutos.

Casualmente, a pesar del recorte en tiempo el presupuesto se incrementa en siete millones, con la lamentable consecuencia de más batalla, más acción y más sinsentido. Todo se mezcla en menos tiempo, más compacto, más aburrido. Acabas desconectando a principio, a mediados y al final. Podemos ver como la cinta evoluciona demasiado lento para que podamos centrarnos en todo, hasta que pasamos a la segunda parte cuando todo acelera sin remedio hasta acabar en un castillo de fuegos artificiales y batallas. Desconexión total y con razón.

El hecho de que esta cinta ha sido un fracaso más sonado que las anteriores radica en su pobre taquilla. 600 millones de taquilla, triplicando el presupuesto pero quedando muy por debajo de las expectativas. Las anteriores recaudaron más de mil millones de dólares y esta pincha en términos generales. Ninguna actuación sobresale y, hasta Hopkins, parece que está pasando el día por el rodaje y que aparece por hacer un favor a la cinta, un muy flaco favor.

En definitiva, "El último caballero" tiene toda la pinta de ser la última, obviando spin offs y demás parafernalia que intentarán vendernos hasta la saciedad con tal de sacar rentabilidad a una saga que está muerta y enterrada. Poco más veremos ahora que Whalberg ha anunciado que no estará más en la cinta además de su director. Diría que fue bonito mientras duraron estas cintas pero estaría mintiendo, es todo un suplicio.

_VALORACIÓN_

2