La Bogeria del Cine. Transformers: El lado oscuro de la luna - Papel De Tinta Negra

Novedades

3 de mayo de 2018

La Bogeria del Cine. Transformers: El lado oscuro de la luna

Título: Transformers: El lado oscuro de la Luna

Director: Michael Bay

Año: 2011

País: USA

Duración: 157 minutos

Presupuesto: 195.000.000 $

Recaudación: 1.123.794.079 $

Reparto: Shia LaBeouf, Megan Fox, Josh Duhamel, Tyrese Gibson, Jon Voight, John Turturro, Bernie Mac, Anthony Anderson, Michael O'Neill, Julie White, Rachael Taylor, Kevin Dunn, Amaury Nolasco, Ronnie Sperling, Brian Stepanek

_SINOPSIS_

En la Tierra, los Autobots y los Decepticons se ven envueltos en una peligrosa carrera espacial, entre los EE.UU. y la Unión Soviética, que podría desencadenar una guerra de tal magnitud que destruiría el planeta sin que ni siquiera los "transformers" pudieran impedirlo. Una vez más, Sam Witwicky se encuentra involuntariamente en medio del conflicto.

_OPINIÓN PERSONAL_

En esta tercera entrega, la que supuestamente iba a ser la última de Bay, podemos ver un total e innecesario derroche de acción, y más acción y sí, más acción innecesaria. Cierto es que es que en muchos aspectos mejora a la segunda entrega y podemos ver cómo recupera cierta frescura de la primera parte. El problema es que vuelve a caer en los mismos errores sin enmendar ninguno. Si "La venganza de los caídos" era ya de por sí larga, en esta ocasión la sangría se aumenta 10 minutos, con el consiguiente exceso de acción, es Bay no Sidney Lumet el que dirige.

También vemos que el presupuesto ha aumentado, y más que pagar cachés y demás, es para que veamos una de las batallas más fangosas y estrambóticas de la historia del cine de acción. Poco más de una hora entera es acción sin límite, una guerra que acaba aburriéndote y acabas el paquete de palomitas por intentar hacer que todo pase rápido. Soy fan de la acción en las películas y que sea creíble, aquí no lo es a pesar de los brutales efectos especiales.

Sin obviar que la trama es más simple que el mecanismo del muñeco que mueve la cabeza, podemos ver que las interpretaciones no ayudan en absoluto y que, si la película fuera únicamente de robots, no notaríamos la diferencia en absoluto. En términos generales, los humanos sobran en este film, de principio a fin ya que ninguno aporta demasiado al resultado final.

En definitiva, una cinta demasiado larga que vuelve a pecar de los mismos errores que las dos entregas pasadas y que no hace nada por arreglarlo y sí por estropearlo. A pesar de todo vemos pequeños atisbos de lo que podría haber sido la cinta si hubieran sido más cuidadosos e inteligentes y no empacharnos de acción sin sentido aunque hablando de Bay era mucho pedir. 

_VALORACIÓN_

4,8