La Bogeria del Cine: Transformers - Papel De Tinta Negra

Novedades

5 de abril de 2018

La Bogeria del Cine: Transformers

Título: Transformers

Director: Michael Bay

Año: 2007

País: USA

Duración: 144 minutos

Presupuesto: 150.000.000 $

Recaudación:709,709,780 $

Reparto: Shia LaBeouf, Megan Fox, Josh Duhamel, Tyrese Gibson, Jon Voight, John Turturro, Bernie Mac, Anthony Anderson, Michael O'Neill, Julie White, Rachael Taylor, Kevin Dunn, Amaury Nolasco, Ronnie Sperling, Brian Stepanek

_SINOPSIS_

Dos razas de robots extraterrestres transformables (los villanos "decepticons" y los amistosos "autobots") llegan a la Tierra en busca de una misteriosa fuente de poder. En la guerra que estalla entre las dos razas, los hombres toman partido por los "autobots". Sam Witwicky, un avispado adolescente, que sólo desea conquistar a la bella Mikaela , se convierte en la clave de una guerra que puede destruir a la humanidad.

_OPINIÓN PERSONAL_

Lo que pudo ser y no fue. Transformers vino a saciar las ansias de la mítica serie tenían de tener una adaptación cinematográfica decente, pero ni eso. La primera entrega nos trae una historia tan clásica como aburrida en ciertos momentos. El exceso de acción en ciertos momentos, cómo no, de la mano del incansable Michael Bay, hacen que no te acabes enterando demasiado pese a tener 144 minutos de duración. Cierto es que los CGI son realmente brutales y subimos un peldaño más a lo que ello significa. Digamos que el director no es la perfección de la elegancia y lo sutil y bien lo demuestra.

Realmente no es una película que vayas a recordar más allá de la misma semana en la que la veas. Un blockbuster palomitero que puede que disfrutes si te gusta el género de acción sin límites y sin sentido, como también lo pasarás medianamente bien si no eres fan de Transformers. El problema aquí es la forma de adaptar la cinta y que, aunque tenemos claro que la acción puede ser importante porque no dejan de ser robots mutantes en coches, camiones o cualquier cosa rondante, el problema es que no cuentan demasiado y pasamos directamente a las explosiones.

Sin olvidarnos de los manidos clichés en cualquier película de los 80, 90, en los que tiene que haber la chica explosiva y el que se enamora de ella. En esta ocasión nos volvemos a encontrar con ello y sin nada que aportar a la cinta ya que no se basa en el amor, sino en los Transformers y su historia. El humor tampoco acompaña y los gags y momentos graciosos pasan directamente a dar pena o vergüenza ajena en muchos casos.

En definitiva, es un inicio poco alentador que se va confirmando con el paso de las cintas y vamos viendo que todo acaba siendo prescindible, hasta algo de lo que jamás pensaría que no necesitara, de Optimus Prime, y ese delito se lo debemos al explosivo y redundante Michael Bay y su cine a primer plano. 

_VALORACIÓN_

6,3