Opinión | Esto no es un espectáculo - Papel De Tinta Negra

Novedades

2 de marzo de 2018

Opinión | Esto no es un espectáculo


Vivimos en un constante espectáculo. Ya sea por la actuación de nuestros políticos, ya sea por la de nuestra justicia, ya sea por la nuestra propia. Hemos llegado a perder ciertos márgenes y límites que no deberían ser sobrepasados. Por ello todo no es un espectáculo. Hace poco veía un programa de televisión en el que alguien estaba enfermo en la calle, mareado y vomitando y nadie se ofrecía a darle su ayuda. Eran los primeros en grabarlos con el móvil para luego, seguramente, denunciarlo en sus redes sociales favoritas. La ayuda de muchos hoy día se resume a eso. Y muchos de esa mayoría podrían hacer más de lo que hicieron en ese momento.

¿Te gustaría que te grabaran en la calle mientras vomitas, estás mareado y seguramente haces algo de lo que, al día siguiente, no estés demasiado orgulloso? Piensa en ello antes de hacer más grande el espectáculo en el que vivimos. Hemos hecho de nuestra vida un reallity de lo más cutre. Muchos solo tienen redes sociales para airear los problemas de otros sin darse cuenta que ellos mismos tienen algunos parecidos o incluso peores. Hoy en día es el "y tú más" antes de pararnos a pensar el motivo del "¿y por qué yo?" Vivimos en el más mísero circo donde una persona con problemas o que necesita de ayuda nos es irrelevante mientras podamos mofarnos y reirnos de sus problemas y desgracias. No lo grabes, ayuda al mendigo que necesita una manta o una cama para dormir y no un cartón y un cajero, no te rías o pegues al perro que intenta jugar contigo y juega con él, ayuda a la persona si la ves en problemas, ya sea una pelea o violencia de género.

No vivas tu vida como un pasajero. Actúa, vive como alguien que pueda ayudar a mejorar la vida de los demás. Entonces tu vida no será un espectáculo, entonces todo valdrá la pena porque ayudarás a personas a sentirse mejor, a comer mejor, a dormir mejor, a evitar una paliza o a hacer feliz a un animal que solo quiere hacerte feliz. No olvides que tú mismo puedes ser el blanco de esos infames que actúan de esa forma. No dejes que la podrida sociedad donde vivimos haga de ti parte del espectáculo más lamentable que puedes vivir, el del formar parte del bando contrario, de aquel que disfruta haciendo daño y riéndose de los demás. Recuerda, esto no es un espectáculo, es tu vida, y tu decides cómo vivirla pero no olvides que, al fin y al cabo, lo mismo que haces tú te pueden hacer a ti y, te aseguro, que entonces no te reirás y pedirás a alguien que te ayude y puede, y solo puede, que hayas personas que se limiten a grabarte con un móvil.