Opinión | La doble moral del pescador - Papel De Tinta Negra

Novedades

7 de febrero de 2018

Opinión | La doble moral del pescador

Estamos viendo en los últimos tiempos como el sector pesquero se queja de que no hay pescado que capturar en la mar, estamos viendo como se quejan de las pocas ayudas que reciben de las comunidades autónomas en cuestión y de los continuos paros. Como buenos españoles, la culpa jamás es de ellos sino del gobierno que no les deja hacer su trabajo, pero nada más lejos de la realidad. La moral del pescador es diferente a la que muestra en televisión que la que muestra día a día. 

Podemos ver, y lo sé porque vivo en tierra costera y de gran importancia de su lonja y flota pesquera, como los barcos entraban hace años con el doble de lo permitido en captura, entrando por la lonja cierta parte y por detrás la otra. Han arrasado con muchos caladeros, han pescado mucho más de lo que deberían y no han dejado que la especie se reproduzca pescando al límite del tamaño e incluso por debajo. No es nada nuevo, lo hemos visto en varias noticias como, desde el sur de España, han incautado decenas y decenas de kilos de pescado inmaduro con tal de vender y mantener las ganancias. 

De hecho, y para todo aquel que no lo sepa, la gamba de Huelva como tal ya no existe. No hay. Sí, la podréis ver a la venta con esa denominación pero no hay. Nos venden gato por liebre, nos engañan, pero gran parte de la sociedad no se da cuenta y el que te lo vende no te lo va a decir para perder dinero. Incluso verás a reconocidos chefs de este país hablar de que sigue existiendo. Ya os digo que no. Mi padre era marinero, tiene familia en la mar, sabe a ciencia cierta que no hay, pero no conviene decir la verdad. Perderían dinero con esa denominación extinguida. 

Y llegamos al gran problema, no hay pescado y pobrecito marinero que no tiene para dar de comer a sus hijos. Acuden a las ayudas de las comunidades autónomas pero 400 € no dan para vivir dignamente cuando, en vacas gordas y arrasando caladeros, han ganado el triple en una semana de trabajo. Claro, no compensa. El nivel de vida baja y no pueden vivir con ese mísero dinero. Piden que se amplíe el pesaje que puedan pescar, piden ampliar miras a otras fronteras con Portugal y Marruecos, la cuestión es seguir dejando seco el mar. La doble moral del pescador moderno nos está dejando sin pescado, aunque ello poco les importe porque lo que más necesitan es seguir viviendo como siempre. Las culpas, como siempre, a las autoridades competentes que, en este caso, si intentan mirar por la repoblación de los mismos. 

Es por ello que, cada vez que veo una noticia del estilo, pienso en la gran hipocresía de los mismos, que cuentan lo que quieren contar por dar pena y recibir más dinero. Habéis destrozado gran parte del golfo de Cádiz, ahora os aguantáis con lo que os den, que mucho es para el saqueo que habéis realizado durante años y años.