La Bogeria Del Cine: El hombre de acero


Título: El hombre de acero

Director: Zack Snyder

Año: 2013

Minutos: 143

Presupuesto: 225.000.000 $

Recaudación: 668.045.528 $

Reparto: Henry Cavill, Amy Adams, Russell Crowe, Michael Shannon, Kevin Costner, Laurence Fishburne, Diane Lane, Ayelet Zurer, Christopher Meloni, Richard Schiff, Antje Traue, Jadin Gould, Tahmoh Penikett, Michael Kelly, Dylan Sprayberry, Harry Lennix, Tom Nagel,

_SINOPSIS_

Desde Krypton, un lejano planeta muy avanzado tecnológicamente, un bebé es enviado en una cápsula a través del espacio a la Tierra para que viva entre los humanos. Educado en una granja en Kansas en los valores de sus padres adoptivos, Martha y Jonathan Kent, el joven Clark Kent comienza desde niño a desarrollar poderes sobrehumanos, y al llegar a la edad adulta llega a la conclusión de que esos poderes le exigen grandes responsabilidades,

_OPINIÓN PERSONAL_

He tenido que verla por segunda vez y en esta segunda vez me ha parecido igual de decente que en el cine. Dos horas y media contando una historia de la que sobra más de media hora de metraje. La historia de Clark Kent es demasiado conocida para que queramos tragárnosla por tercera o cuarta vez. En este caso, no hay casi nada recomendable en la cinta, la cual acaba degenerando en destrozar la ciudad lo máximo posible con la premisa de que así el fan acabará contento por ver todo destrozado. El exceso de efectos especiales y de escenas que no aportan nada salvo un patriotismo que, en este caso, no está justificado.

Un guión que hace aguas en ciertas partes y que cambia el cómic a su antojo nos hace replantearnos mucho el seguir viéndolo. Cierto es que Henry Cavill le pone todo su empeño y nos hace tener un Superman decente. La cinta sigue pasando sin pena ni gloria hasta el momento de llegar a aburrirte. Lo más gracioso, quizás, de todo es que cuando la ciudad aparenta estar destrozada, no se les ocurre otra cosa que destrozar las ruinas y la parte que sigue en pie de la misma. Un caos que se resuelve de una manera tan absurda que te hace reir.

Un final más que fácil para una película que, tras todo lo que nos ha hecho soportar, acaba con una escena que no tiene ni pies ni cabeza. Este nuevo reboot de la saga hace que nos hagamos más fan aún de las clásicas y que obviemos esta nueva hornada donde el croma y los efectos saturan una cinta ya de por si pesada. En definitiva, mucho tiene que cambiar para tener una segunda parte en la que, además de tener un metraje lógico, esté relleno de algo que contar, algo que queramos saber. 


_VALORACIÓN_


4,5
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...