Opinión: Alza La Vista

Sara Herranz Ilustraciones
La sociedad está marcada por las modas y los grupos sociales que hacen que, según tus gustos o aspiraciones en la vida, las personas te enmarquen en "tu sitio". No puedes vestir ni saber de diferentes temas sin que te encasillen en grupos y subgrupos. No sabemos diferenciar que, a pesar de saber de ciertos estilos de música o temas actuales ya tenemos la etiqueta. No digamos ya de nuestra forma de vestir. A primera vista se nos define, depende si llevamos una camiseta rockera u otra de flores primaverales ya somos rockeros o hippies. Somos así de simples.

Cierto es que ninguno de nosotros nos libramos de hacer esos juicios de valores nada más ver a alguien, pero alzamos la voz y atacamos a alguien que nos hace lo mismo. No hemos aprendido a valorar la personalidad en su justa medida y, a veces, actuamos de un modo que tras pensarlo, preferiríamos no haberlo hecho. Somos de prejuzgar a simple vista, aunque la vista, casi siempre nos juegue malas pasadas.

Otra de las variables del valorar a alguien a primera vista es el creer saber como es esa persona antes de siquiera intentar conocerla. Luego viene la negativa del orgullo a intentar conocerlo a caer en la cruda realidad de que son diferentes a como tu inteligencia había deducido que era sin conocerla como es debido.

¿Por qué no ser diferentes y no valorar según su forma de vida?

Nos acostumbramos a que la choni es una analfabeta adicta a Camela, a que los rockeros viven pegados a la botella de alcohol y al porro, a que los hipster viven en su nube de barba, laca y flequillos más grandes que su frente. Seamos distintos. Debemos aprender a vivir sin encasillar a nadie según su forma y sus acciones. ¡Seria más fácil! La vida es demasiado complicada para pararnos a valorar algo que, seguramente, tú haces diferente. Deja que cada uno escuche sus grupos favoritos, vista como le parezca y piense como desee. No te preocupes si alguien escucha Metallica o si baila reggaeton. Disfruta de la libertad que tú mismo te impones y no lo que la sociedad te marca.

Recuerda que llegará un en tu vida en el que te reirás del tiempo que has perdido prejuzgando a los demás y desearás haber empleado ese tiempo en algo productivo, en algo que puedas recordar y sonreír. La vida consiste en sonrisas y buenos momentos, los malos vienen solos y los intermedios son aquellos que pasan hasta que la suerte te vuelve a visitar. A simple vista solo es efectivo el amor, aunque en ciertos momentos, hasta eso, te haga empezar a jugar y sentir como jamás pensaste. 
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...