Rapsusklei, el niño que reina en la selva


Entrevista a Rapsusklei

Crítica de Origami

El niño de la selva ha crecido y se ha hecho hombre. Un hombre capaz de reventar un concierto y darnos uno de los mejores directos en lo que se refiere a hip hop. Aquí un servidor ha vivido diferentes y puedo decir que lo que he disfrutado con Rapsusklei pocas veces lo ha conseguido un cantante, famoso o no. 

La previa nos la trajo WOS, que comenzó a calentar al público con buenas canciones y un sentido del humor que se llevó a los fans por donde quisieron. Media hora casi de rap que nos dejó con ganas de escucharlos. Tras un breve descanso llegó el Génesis y con él Origami.  Con una potencia realmente brutal y unas ganas que hacían bailar y sentir al más pusilánime. Hizo un gran repaso por su discografía dejándonos temas para el recuerdo mezclados con clases de pulmón beatbox que hizo maravillas con una garganta brutal. Ambos son un combo perfecto ya que, con una pequeña coreografía de movimientos se llevaban al público al bolsillo sin apenas esfuerzo, o eso creía yo. 

En cuanto al DJ Canibal demostró su gran talento y estuvo a la altura del show y de ambas máquinas. El cambio de género y de ritmo básico en sus canciones hicieron que el concierto, lejos de ser pesado o aburrido, fuera ameno, divertido y especial. Hay una magia que desprende en el escenario que muy pocos consiguen hoy día. La fuerza de Rapsusklei se basa en su voz y sus letras, lo demás puede quedar apartado sin desmerecerlo. La brutalidad aquí es que si le unimos a un gran DJ y a Pulmon BeatBox, la combinación llega como una noche entre amigos, y se disfruta, vaya si se disfruta. 

En total fueron casi 3 horas de un sin parar, hip hop, música y buen rollo. Como gran nota de valor, Rapsusklei se atrevió a pedir disculpas por si no había estado a la altura. Dos horas y media después de inmenso directo y nos quiso contar que estaba con un proceso febril y temía no haber estado a la altura. Mi pregunta acaba siendo tras esta grandísima experiencia es... Si enfermo ofreció uno de los mejores conciertos a los que he acudido... ¿Qué no espera cuando el niño de la selva esté sano?  La ovación del público esta vez fue triple, admiración, agradecimiento y respeto. 

Gracias a Aguere Cultural por el concierto y al management de Rapsusklei por las acreditaciones. 
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...