Opinión: Herméticos


Hoy en día vivimos demasiado preocupados por nuestra vida social. Y no hablo de la real, sino de la virtual. Vivimos herméticos a twitter, facebook o instagram y no nos damos cuenta que nos estamos perdiendo lo mejor de la vida, que es la propia vida. Paseamos por la calle, seguramente con el móvil en la mano, y obviamos al mendigo que nos pide limosna, a la anciana que necesita ayuda con las bolsas o a la embarazada que pide nuestro asiento en un transporte público. Para nosotros es más importante ver las novedades en redes sociales o no abandonar whatsapp ni con un conato de incendio. 

Somos herméticos a la vida real. La abandonamos para adentrarnos en un dispositivo móvil e intentar ser popular a costa de cualquier precio o aceptados en una sociedad que no mira más allá de una pantalla de 6". Quizás estamos perdiendo la capacidad de interactuar de verdad, de quedar a tomar un café y dejar el móvil al lado, de ir a la playa y no estar publicando fotos de lo que hacemos para que todos sepan que hemos ido. No hablo de algo drástico, no hablo de abandonar el móvil, es un aparato útil, hablo que todo tiene su tiempo, aunque el tiempo sea limitado a lo que queremos hacer, aunque ello denigre el recibir el sol por la luz de un portátil, de un móvil o de una consola. 

Nos creemos que si tenemos 500 amigos en Facebook estamos acompañados, que somos populares por 15.000 seguidores en twitter o instagram, que por un me gusta en una foto o comentario somos los mejores. Intenta dejar el móvil a un lado, intenta charlar con tu familia, con tus amigos, con tu gente de toda la vida sin una pantalla de por medio. Quizás recuerdes lo que es ver sonreír de verdad, y no un emoticono, no un "jajaja", ver sonreír con algo que le cuentas, ver como se preocupa de verdad por lo que te pase. Quizás sería bueno intentar hacer deporte, viajar y disfrutar de un día sin que tus amigos, seguidores o "amigos virtuales" sepan que fuiste. Puede ser bonito, puede ser real. 

Una sociedad que se esconde para hablar, una sociedad que te insulta tras una máscara, tras un nombre privado. Eso somos y cada día somos más herméticos. Que no te sorprenda si en un futuro próximo, aquel polémico capítulo de Black Mirror está más cerca de lo que pensamos. 
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...