Toca Mi Ventana Y Entra


Me escondo de tus padres, me escondo de los míos, me escondo hasta de ti porque sé que el día que nos conozcamos me dejarás de lado en tu vida. Ahora que no me tienes puedo soñar contigo, puedo evocar todos y cada uno de los momentos que podríamos vivir juntos si tu quisieras y yo me lanzara. Aun así me escondo de todo y de todos. No lo entiendes, no lo entiendo. Hace tiempo que te imagino entre mis brazos y poder rozar tu pelo y darte un beso. Ese beso que claudicará mi fortaleza, ese instante en el que tus ojos verdes se clavan en mi alma, sin remedio ni vuelta atrás. 

Algún día espero lanzarme y que no me rechaces, algún día quiero navegar por tu piel y olvidarme del reloj y de los días. Puede que te pierda por esperar, puede que sueñe con un momento que ya sea ocupado por otro hombre, puede que nadie te interese, puede que yo no te enamore y caiga rendido a mi infierno personal. Quizás, ese día dejaré de esconderme y me iré lejos de ti para no sufrir. Me escondo de mis sentimientos, de mis locuras y tormentos. Sueña conmigo y fuguémonos juntos al paraíso de mi cama. He pensado en mandarte una carta, en robarte un beso y huir. He soñado tantas cosas que termino atormentándome. 

Hoy, al fin, me he atrevido a hablarte, a mirarte, a sentir tu perfume y el vaivén de tu morena melena. Ahora me maldigo de no haberlo hecho antes, ahora me martirizo por luchar antes por tus besos. Hoy, catorce de julio he sentido tu piel entre mis dedos, he sentido tus labios en mis labios. Hoy, catorce de julio siempre seremos buenas amigas, pero ante todo, seremos amantes, seremos una. Gracias dejarme tocar tu ventana y dejarme entrar. 
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario en la entrada

Utiliza la tinta para marcar este texto...