Por El Honor


Hoy día embestimos cada día mirando por nuestro propio cuerpo, nuestra propia mente, nuestros propios intereses. Hoy caminamos en la cuerda floja confiando en amigos, parejas, familias y cuando menos lo esperas la espada se clava en nuestro cuello cortando venas, sueños y caricias antaño amadas. Por el honor seguimos adelante, no caeremos, no lo permitimos aunque lo necesitemos. ¿Por qué caer si podemos seguir rompiéndonos por el camino? Mi palabra sigue al frente de mis ideales y por ella rijo mis pasos en la vida aunque me disparen a cada paso. 

No me conoces si no sabes lo que vale mi vida, mis sueños, mis caricias y mis recuerdos. Te atreves a valorar lo que siento o camino con el poder del imbécil que cree que tiene el poder de ser el juez de una vida ajena cuando siquiera valoras la propia a cada paso que vas. Jamás la entrego en vano y créeme que si algún día la tienes algún día se cumplirá. Aunque me falles, aunque me mates, aunque me destroces. Por el honor antaño perdido entre duelos de caballeros hoy regimos por el célebre reino por un sueño. Caminemos, surca conmigo los placeres de la sinceridad, de los ideales, de mi vida por una palabra. 

 Camina y no mires atrás, nadie lo hará por ti, no apuestes por quien quiere derrotarte. Por tu propio honor y tu forma de pensar porque pensar es lo que nos define, de una forma u otra, de un momento u otro. Ello nos pone en nuestro sitio.
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...