Opinión: La Olvidada - Papel De Tinta Negra

Novedades

7 de octubre de 2016

Opinión: La Olvidada



Hoy me acuerdo de ti en esta opinión, de la olvidada, de la que nadie quiere o recuerda nada más en verano. Hoy me acuerdo de mi casa, de mi gente y de mi tierra. Esa ciudad que va muriendo poco a poco y que nadie se atreve a rescatarla, a luchar por ella si no hay un equipo de fútbol por medio. Hoy me acuerdo de Huelva, mi cuna. La olvidada de Andalucía, esa que siempre se olvida en los grandes proyectos, esa que no tiene ni estación de ave, ni aeropuerto ni se le espera, aquella en la que los onubenses dejan caer su desidia entre playas, semana santa y fiestas. ¿A quién le importa que la ciudad esté muriendo? Creo que a nadie. 

Una ciudad que se vuelca en la salvación de un equipo pero que ignora como sus calles están llenas de mierda, en como barrios ilustres están dejados y olvidados. En como parques y plazas están en un estado lamentable. En como el turista utiliza la ciudad y sus pueblos como paso hacia Portugal o hacia Sevilla y otras ciudades. Somos los grandes olvidados de Andalucía. ¿El motivo? La desidia del pueblo. Ahí tenemos a Sevilla, una gran ciudad que explota lo que tiene, como Málaga... ¿Y aquí? Aquí vendemos miseria, y si tenemos tiempo, Semana Santa y playas. Por otra cosa no conocerás Huelva salvo, quizás, por la salida de Colón hacia el Descubrimiento. Tuve una pregunta hace tiempo y era que, quizás, la ciudad no tenía nada que mostrar al visitante pero nada que ver. Tenemos historia, tenemos monumentos, tenemos calles que pasear y disfrutar, pueblos preciosos que daría gusto perderse. Tradiciones e historias.

¿Qué falla?

Falla un gobierno anclado en salvar una seña de identidad de la ciudad mientras la propia ciudad está en coma. Una sanidad lamentable, una promoción que no sale de las increíbles playas de la ciudad y sus pueblos. ¿Dónde quedó la sierra? ¿Por qué no atraemos al turista en invierno? ¿Dónde quedó la historia de Niebla y sus reinos? ¿Dónde ha quedado nuestra historia? Historias en Riotinto, historias en Niebla, Almonaster, en termas romanas en nuestra sierra, en rincones de nuestra Huelva que puede que no conozcas. Si escuchas hablar de la ciudad escucharás playa, más playa, y más playa. Quizás santos y puede que hasta Carnaval. 

Somos los últimos de Andalucía, la olvidada, la que nadie quiere salvo en verano y, nosotros, con nuestra habitual desidia si no es por fútbol, seguimos viviendo nuestro día a día mientras Huelva, nuestra Huelva muere cada día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...