Opinión: El dolor según el pasaporte - Papel De Tinta Negra

Novedades

21 de octubre de 2016

Opinión: El dolor según el pasaporte


Quede por delante que condeno cualquier atentado y que me parece una aberración el reivindicar cualquier acto o petición mediante la muerte del ser humano para ser escuchado o conseguir notoriedad en la sociedad actual. Dicho esto, durante estos días desde los atentados, las muestras de solidaridad de los europeos han sido masivas, incluyendo una app por parte de Facebook donde puedes colocar la bandera de Francia en tu foto para mostrar tu apoyo, como ocurrió en el atentado a Francia. Hasta aquí vamos bien, toda persona con algo de conciencia debe condenar tales actos. 

Lo que ya no me parece tan bien es que estos actos desaparezcan si el muerto, o el atentado, son fuera de Europa. Cada día mueren cientos y cientos de personas en ciudades como Siria y a nadie le importa, Facebook no saca aplicación alguna para defender y solidarizarse con los fallecidos en países de Oriente Medio. Simplemente no interesa a, casi, nadie. Es más fácil girar la cabeza hacia otro lado y ser indiferente, porque ¿Qué importa que mueran decenas de personas en un atentado en un colegio en Siria? ¿A quién le interesa que niños, mujeres y hombres inocentes sean asesinados en el nombre de algún dios? No, importan más los asesinados europeos. Cierto es que nos coge más cercano esta barbarie y que, como sociedad "más avanzada" no estamos acostumbrados a tener atentados cada día, pero eso no implica que solo nos alarmemos o tomemos conciencia según nos convenga. 

El momento de ser solidario, e hipócrita, en las redes sociales ha llegado. Todos apoyan a París, Bélgica, España o USA y todos lloran las muertes. A todos se les rompe el corazón porque esas personas han muerto a manos del extremismo religioso. ¿Los asesinados en Siria no mueren por el mismo motivo? ¿No son asesinados por un movimiento extremista? No, parece que eso no interesa. Es más fácil calmar tu conciencia con una banderita y si no haces como la sociedad te insultarán en manada. No importa que digas que no todos los musulmanes son terroristas ni que la amplia sociedad árabe condena estos atentados. No te escucharán. Como tampoco escucharán que quien promueve y financia a estos mismos grupos viven en Occidente. No interesa, no conviene, se obvia en todos los medios habidos y por haber.

Es más fácil atacar a una sociedad que, seguramente, también está cansada de terrorismo y de ver como familiares, amigos, o incluso ciudades enteras son devastadas en el nombre de un propósito, lícito o no, no entro en ello. Sólo me parece curioso que la sociedad hoy día solo se conmueva si se muere nuestro vecino y no el de tres calles más allá. No somos una sociedad si pensamos así, somo una comuna donde importa el más cercano y nada más, donde importa más generalizar que pensar un poco. E insultar si no estoy de acuerdo contigo. La educación se va a la deriva por ir en la misma corriente que la sociedad marca, con las miles de fotos, montajes y demás. Es bonito ver todas las banderas de Francia, aunque, bajo mi punto de vista, también me gustaría ver las de Siria, Beirut y otras tantas ciudades que sufren masacres diarias... 

Pero no, eso no interesa. Es más importante mirar hacia otro lado mientras el mundo se destruye mientras miramos la tv y obviamos una realidad que, por desgracia, cada día tenemos más cerca y que, cuando nos demos cuenta, seremos nosotros los que nos tengamos que refugiar en otros países. A ver si luego nos parecen tan mala idea eso de las vallas y no dejar pasar a nadie. 

*Todas las imágenes tienen derechos de autor y están protegidas por su propio copyright.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...