Almas En Voces...


En la noche oscura, cuando las luces iluminan las locuras no realizadas, un anciano de pelo blanco e incipiente barba caminaba respirando lentamente, sintiendo el mar en sus pulmones. Paseó escuchando el silencio de los sueños de las almas de las callejuelas. Siguió caminando y fue a parar a las orillas del río y cayó apoyado a la inexistente sombra de un árbol.

Sonrió y sintió el paso del agua en calma por las orillas del río. La suave brisa del falso amanecer que comenzaba a dibujarse en el horizonte. 
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...