A Las Puertas De Morfeo


Todos pasamos un tercio de nuestra vida en ese magnífico reino en el que sufrimos, y seguramente, disfrutamos más que en toda nuestra vida. Morfeo, ese que se cuela en nuestros pensamientos a escondidas y tras juguetear con miedos, alegrías y retos, lo finde todo con el fino hilo del sueño. No todos sin perfectos, ni bonitos, pero son experiencias de las que muchas veces no queremos despertar. 

¿Quien no ha tenido un sueño perfecto y ha maldecido despertarse tan pronto? ¿Quien no ha jugado con el pasado y el futuro mezclando pasiones y deseos perdidas en el olvido? ¿Quien no ha tenido miedo alguna veda dormir por no entrar en el mundo de sus miedos?

Todos hemos tenido por compañero al implacable de Morfeo, pues no es tan perfecto como lo describirnos. Juega con nosotros, disfruta dándonos nuestros más preciosos sueños y puede que tras desvelarte unos instantes disfrute con tus peores miedos. Ay, Morfeo, contador y creador de millones de historias en mi vida en las que algunas se cumplieron, y otras pido que no. 

Aún así, debo darte las gracias por los miles de sueños que has dibujado en todas mís noches. Noches felices, noches malas, noches de soledad o noches de silencio. En todas y cada una de ellas sabía que al cerrar los ojos, tu y tus juegos me haríab sumergir para aparecer ante las puertas de Morfeo, ante las puertas de los sueños. 
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...