Opinión: Ciudadanía


Si has visto el vídeo de Ciudadanos puedes hacer dos cosas. Votarles mientras te tragas toda esa mierda sensacionalista en la que atacar a alguien por su vestimenta es lo normal en este país y hasta está bien visto. O bien dedicarle el trozo depapel que sirve como voto a partidos inteligentes que no utilizan el ataque frontal, y lamentable, hacia otro candidato. Entre esto y Venezuela, el partido de Rivera se retrata como la más rancia derecha con camisa nueva. Y parece ser que gusta esta nueva idea de hacer política. Nos vemos abocados a que los candidatos utilicen descalificaciones personales o conatos de manchar su nombre si con ello ganan unos cuantos votos. 

El problema no lo tienen ellos, el problema es del pueblo, de la ciudadanía, que se deja embotar la razón ante un partido que en plena campaña se va a Venezuela a abogar por una libertad de expresión. Una misma libertad que aquí está muerta y enterrada y que pueden multarte por un bolso. Curioso es que luches por los derechos de forma mundial pero no nacional. Será que no interesa. El ataque al partido morado viene refrendado por los dos importantes, PSOE y PP ya que calificar a C´s como alternativa sería algo jocoso cuanto menos. Tenemos un país que se desangra entre paro, mala gestión y deuda astronómica, pero nos importa más sacar a colación Venezuela y lo que ocurre en aquel país. Yo abogo por arreglar antes nuestro muerto país antes de hacer de Robin Hood en otros sitios. 

Quede claro que en este artículo no abogo por el voto a Unidos Podemos, no seré yo quien se decante por uno de ellos aquí, sólo quiero denunciar la falta de escrúpulos de la política nacional ante un partido al que, visto lo visto, tienen miedo de tanta basura que les lanzan. ¿No sería más lógico abordar temas nacionales como el paro, la falta de sanidad, educación y necesidades básicas para los que sufren de extrema pobreza? ¿No será más importante el maltrato en todas sus vertientes? ¿No será más necesario ver como damos empleo, no solo a los jóvenes y si a los que se suponen que están en riesgo de exclusión? Eso no importa en un país de pandereta donde tres de los cuatro partidos arrojan mierda como si tuvieran un cañón sin importarles nada. 

Solo quiero recordarte que antes de votar tengas en cuenta dos cuestiones: 

1. Lee todos los programas electorales y vota con el cual seas más afín sin creerte a ciertos medios de (des)información. 

2. Mira a tu alrededor si no te convence ninguno de los programas e intenta ayudar a quién más lo necesita, porque recuerda que la clase política solo se ayuda a si misma. 

Una vez seguidos estos dos sencillos pasos, puede que la conciencia te deje dormir por las noches. El partido al que votes me es indiferente pues cada uno tiene sus ideales, solo espero que el 27 de Junio puedas estar orgullos de que ejerciste tu derecho al voto. 


Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...