Mil Derrotas


A todos nos derrotan alguna vez en la vida, solo que, algunas veces, duelen mucho más que otras. A todos nos ha derrotado el amor, la vida, el futuro e incluso el recuerdo que experimenta un fulgor de éxtasis cuando envuelve tu mente. ¿Te gusta ser derrotado? Claramente no, pero son derrotas importantes para ser impunes al deseo de volver a caer en los errores, errores que como seres humanos volvemos a sentir nuevamente en nuestra vida. Mil derrotas, y jamás podremos decidir cual será la más dolorosa pues una vez elijas, viene una más fuerte...

Mis derrotas fueron dolorosas, fueron crueles, fueron injustas, pero aprendí de ellas y hoy por hoy pocas cosas pueden derrotarme o hacer que caiga. Por eso es tan difícil hacer que me hundan, hundan en algo en el que sé todo y conozco todas las formas posibles de caer y levantarme. ¿Caeré una vez más? Seguramente, pero no será cualquiera quien lo consiga. Ni pocos los que lo intenten pero no te preocupes, mis derrotas se esconden tras la muralla, casi nadie lo verá, casi nadie lo sentirá. Derrotame, inténtalo, puedes salir perdiendo si intentas jugar con una posible derrota, si disfrutas con ello, no habrá compasión, porque intentarás derrotar, pero saldrás derrotado,, y creéme que lo sabrás, lo sentirás, te dolerá.

Mil derrotas pero no te dejes caer, nadie se preocupará si te ve en el suelo, al contrario, intentarán hacer que caigas una vez más, lucha por hacer caer, valora cada momento de tu vida entre derrotas que sufras. Esas derrotas llegarán, pero no dejes que cualquiera lo haga, intenta que sean caídas inevitables. Mil derrotas.
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...