La Bogeria Del Cine: Mr Holmes


Título: Mr. Holmes


Director: Bill Condon


Año: 2015


País: Reino Unido


Minutos: 104


Reparto: Ian McKellen, Laura Linney, Hattie Morahan, Patrick Kennedy, Hiroyuki Sanada y Roger Allam.





La historia arranca en 1947, con Sherlock Holmes ya retirado y con una vida tranquila, cuidando de sus plantas y abejas. Su época dorada de investigador ya ha terminado y forma parte de sus recuerdos. Roger, el hijo de la señora que cuida la casa, incitará que Holmes reabra un caso que aún sigue sin resolver y volver a poner en funcionamiento la mente privilegiada del detective. Roger aprenderá el arte de la deducción, pero Holmes descubrirá una lección de humanidad. Basado en la novela homónima de Mitch Cullin.


Mr Holmes cuenta con el gran handicap de ser ir sobre uno de los más grandes detectives de la historia de la literatura y además estar basada en una novela de Arthur Connan Doyle. Esto hace que la adaptación no venga con la misma fuerza que lo pudiera hacer una "original". La película cuenta la historia de un Holmes enfermo y en la etapa final de su vida y atormentado por un error que cometió en el pasado. Todos aquellos que hemos disfrutado de las novelas, o en su defecto, de las continuas adaptaciones, podrá saber que el error debería haber sido catastrófico para que se sintiera así. 

La elegancia y la puesta en escena de la película es simplemente brillante, a la que se le une la magnífica actuación de McKellen, pudiéndolo ver casi a las puertas de la muerte como en plena forma, algo complicado de hacer sobre todo si sabemos la edad que tiene Ian, pero no lo deja demostrar en esta potente actuación. En lo que el deslumbra los demás se esconden, y es que a excepción del chico que lo acompaña, los demás parecen estar de paseo. Conforme pasa el metraje la historia se va centrando más y más en el problema ya que empieza a recordar que pasó. 

Las abejas también tienen una importancia que hace pasar los tiempos muertos de la misma de forma diferente y no reincidiendo en cosas sin sentido, algo que se agradece. La afición de Holmes por la apicultura crea simpáticos momentos con el chico y tiene un momento importante al final del mismo. Una vez es descubierto el terrible error que cometió Sherlock para acabar tan mal no sabes que hacer. Simplemente no lo esperas porque no es algo que haría él. Es lo que tienen las adaptaciones de novelas posteriores, que se pierde la magia y la personalidad de uno de los más grandes. Mal final para una película que, sólo por la actuación de McKellen merece verse más de una vez.



Ahora os pondré la nota que, bajo mi punto de vista, merece esta película.

Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...