Entrevista A Bruno Nievas, Gran Escritor. - Papel De Tinta Negra

Novedades

12 de noviembre de 2014

Entrevista A Bruno Nievas, Gran Escritor.


Formas de contacto:
Bruno Nievas
No Todo Es Pediatria

Lo primero es darte las gracias por compartir parte de tu apretada agenda para responder la entrevista. Espero que te sientas bien con las mismas. Para los poquísimos que no conozcan a Bruno, además de ser un reconocido pediatra, con una web bastante conocida, es escritor de dos obras de arte de la literatura, su ópera prima, Realidad Aumentada, y Holocausto Manhattan con la que se consagró en el género. 

Pero todo tiene un principio… 

¿Quién es Bruno Nievas? 

Solo uno más de los miles de internautas que aman la tecnología y los libros. Quizás un poco friki, desde que mi padre me regalara mi primer ordenador, un ZX Spectum, y un amante de la lectura desde que, al poco de aprender a leer, descubrí los tebeos de Mortadelo y Filemón primero y, años después, El pirata Garrapata. 

¿A qué fue debido esa inquietud por contar historias? 

Supongo que el hecho ser un lector compulsivo, con una facilidad pasmosa para meterme en las historias. Cuando apenas sabía sujetar un lápiz ya trataba de dibujar cómics para imitar a los geniales personajes de Ibáñez. Sin embargo, y aunque escribí alguna obra de teatro para el colegio, nunca me puse a escribir en serio… hasta hace poco. 

¿Cómo fue recibida esa decisión en tu familia? ¿Y el éxito posterior? 

En mi casa lo vieron como algo gracioso, casi anecdótico, hasta que leyeron lo que había escrito. Nadie me dijo que fuera una obra maestra, desde luego, pero sí me animaron a continuar porque decían que ahí había una historia y que con el tiempo podría lograr algo bueno. El momento decisivo llegó cuando, tras un año de trabajo para escribir Realidad Aumentada, decidí colgarla gratis después de que fuera rechazada por varias editoriales. Los mayores ánimos los recibí de mi propia familia. Y salió bien. 

Si te ofrecieran dejar la medicina para siempre por ser un fenómeno literario mundial… ¿aceptarías? 

Es tan difícil que eso suceda que me resulta muy fácil decirte que sí. 

¿Crees que el ser escritor está infravalorado en ciertos sectores de la sociedad? 

No solo el escritor sino cualquier profesional, pero sobre todo los creadores. Uno de los mayores problemas que tenemos en nuestra sociedad es que no valoramos el esfuerzo. Por ejemplo, escribir Holocausto Manhattan me ha costado dos años y medio en los que he sacado casi cada uno de los minutos libres que he tenido, robándoselos a los míos. Cuando ves que hay quienes la piratean, aún habiendo sido publicada a un precio bajo y haber disfrutado ya de varias rebajas y promociones en las que se ha podido comprar por poco más de dos euros, entiendes que esas personas piensan que esos dos años y medio de tu vida no valen ni dos miserables euros. Y eso entristece mucho. 

¿Quién es tu referente en la medicina?

 En realidad tengo muchos, sobre todo varios compañeros que tuve la suerte de conocer en Madrid, en el Hospital Clínico. Profesionales como José Luis Ruibal, Santiago Rueda o Mari Carmen Arrabal me enseñaron cosas que no es que no vengan en los libros, sino que pocos médicos conocen y muchos menos saben transmitir. Quince años después, sigo utilizando consejos suyos para mi día a día y repito frases suyas a los residentes y a los estudiantes. 

¿Y en la literatura? 

Ahí son legión, aunque si me obligas a elegir, lo tengo fácil. Fuera de España me quedo con Stephen King, Ken Follet o la dupla que conforman Douglas Preston & Lincoln Child. En España, sería insultante no nombrar a Juan Gómez-Jurado, Manel Loureiro, Lorenzo Silva o Javier Sierra, entre los que más respeto y admiro. 

Siempre te ha caracterizado ser humilde en cuanto a tu trabajo literario… 

No es que sea humilde… ¡es que no tengo nada por lo que pueda presumir! En serio, pienso que el trabajo de una persona que escribe es escribir. Y su meta, ser leído. Cada lector decide si tu obra le gusta o no, así que son los lectores quienes tienen la última palabra. Ellos decidirán, día a día, si quieren que siga escribiendo. Y eso es lo único a lo que aspiro. 

¿Crees que una pizca de ego merecido viene mal? 

Ni bien ni mal, cada uno es como es. Tampoco hay que ser estúpido o mostrar modestia falsa, pues alguien que gana el Planeta tiene motivos para celebrarlo. De hecho, no hacerlo podría incluso rozar el desprecio.  ¿Imaginas que un equipo que ganara la Champions no lo celebrara? Eso sí, hay que hacerlo con respeto y sin menospreciar jamás a nadie. Pero no todo es literatura en tu vida… Por supuesto que no. Como tampoco lo es para el resto de escritores. Todos tenemos una familia, un hogar que atender, amigos, aficiones y, en muchos casos como por ejemplo el mío, una profesión que ejercer. Pero eso es lo bonito de todo esto. 

¿Cómo es un día normal para ti? 

Mucho más normal de lo que podría parecer. Lo único que quizás me diferencie de otras personas es que trato de arañar todas las horas para meterme de lleno en el Scrivener, el programa que uso y que solo es un portal hacia un mundo completamente diferente del que vivo día a día. 

¿Alguna manía confesable? 

Intentar parecerme a esos autores que tanto admiro. Y es una manía fastidiada. 

¿Tienes algún ritual antes de escribir?

No, y pienso que es algo que no tiene demasiado sentido, es como si tuviera algún ritual antes de pasar consulta. Escribir es un trabajo más. Fascinante y gratificante cuando las cosas salen bien, y arduo y complicado cuando no salen tan bien. 

 ¿Cuál es la historia perfecta que se haya escrito bajo tu punto de vista? 

Los pilares de la tierra, siempre lo pongo de ejemplo porque es una historia que lo tiene todo: trasfondo, documentación, personajes, misterio, acción pasiones… y cumple todos los requisitos que ha de tener un gran historia, entre ellos que todo encaja a la perfección cuando por fin la concluyes. Jamás me ha dado tanta pena acabar un libro como cuando terminé ese. Es un antes y un después en la literatura. 

¿Cuáles son tus aficiones aparte del mundo de los videojuegos y el mundo tecnológico?

Uf, demasiadas. Pero sobre todo el cine y los videojuegos. 

Eres usuario de Apple, igual que un servidor, ¿Qué es lo que te llama a tener algo de ellos y no de otra empresa, por ejemplo Samsung? 

La facilidad de manejo de sus productos. Uso ordenadores desde los diez años (mi padre era incluso más friki que yo) y he manejado casi todas las versiones de MS-DOS, Windows y otros, como por ejemplo Amiga y Atari. Con Apple descubrí que un ordenador no era el fin sino solo una herramienta. Aunque también tienen sus problemas, en general las cosas funcionan y tu preocupación es crear, no pelearte para que el sistema o el programa de turno simplemente arranquen. La filosofía de Jobs era que la herramienta ayudara a la creación, y no que interfiriera con ella. Quizás por eso comencé a escribir poco después de comprar mi primer Mac. 

¿Crees que la magia de Apple murió con Steve Jobs? 

Creo que no, porque sigo encantado con mi iMac y mi iPhone, pues a pesar de que ambos tengan dos años, funcionan perfectamente y su sencillez de uso e integración es pasmosa. Creo que una de las mejores cosas que hizo Jobs fue rodearse de gente que compartía su visión. Ojalá eso perdure. 

El año pasado fuiste jurado de los Premios Papel De Tinta Negra… 

¿Qué tal fue la experiencia? 

Genial, porque aprecié la ilusión que pusieron tanto los participantes como la web. 

¿Qué te parece Papel De Tinta Negra? 

Siempre he dicho que una web que fomente la lectura de forma tan altruista merece todo mi respeto. Admiro a quienes entregáis vuestro tiempo a los demás sin esperar nada a cambio. Ojalá hubiera muchas más webs así. Y personas como su dueño ;) 

 Ahora vamos a conocerte un poco mejor… 

¿Es la locura un bien necesario hoy día? 

Sí, pero sin que sirva de excusa para hacerle daño a nadie. Siempre he dicho que Stephen King es un genio loco. Y lo admiro. Y lo envidio. Pero no admiro ni envidio al que usa la locura como excusa para justificar actos reprobables. 

¿Crees en la amistad para siempre? 

Claro, casi todos tenemos amigos de esos de la infancia que, aunque estén a miles de kilómetros, siempre van a estar ahí. Algunos pueden ser como hermanos. 

¿Alguna locura por cumplir? 

¡Por supuesto! Escribir como lo hace Stephen King. Dime algo más loco que eso…

Y a riesgo de que no me respondas, ¿Podrías contarnos algo de tu tercera novela, la cual estás documentando y ultimando? 

Te puedo contar varias cosas: que será una novela de aventuras, basada en unos hechos reales que acontecieron a principios del siglo XX y que me dejaron impresionado. Que contará con una parte de ficción pero la documentación de la historia ha sido exhaustiva hasta rozar la obsesión. Que he tratado de que esté mucho mejor escrita que las dos anteriores... y que ya está terminada y en manos de la editorial, pues saldrá publicada en enero de 2015. Al final, creo que te he respondido… ;) 

Muchas gracias por aceptar esta entrevista y espero que podamos repetirla y muy pronto. Esperamos con ansias tu próxima novela. Es un placer.

1 comentario:

  1. Siempre es interesante conocer como trabajan y que piensan los escritores. Más cuando es un mundo del que e gustaría ser participe de algún modo. Enhorabuena por otra gran entrevista, consigues sacar grandes cosas de los entrevistados.

    Muchos besos mi niño!!
    Te amo muchísimo mi vida!!!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...