Uniendo Letras...

Tengo que unir letras, aun no sé el motivo, aun no quiero saber esa sensación que ofrecerá el mundo cuando mis dedos dejen de teclear. No importa que entres y lo lees, como tampoco que no lo leas. No me esfuerzo por quedar bien con los demás, no tiene sentido. Escribo porque me gusta, y porque me gusta lo hago aquí, en soledad, con la luz de una triste vela que acompaña mis noches de silencio. Tengo que unir letras y aun no sé el motivo, pero las frases salen sin siquiera pensarlas. ¿Qué más da? Yo disfruto escribiendo. A quien llegue me es indiferente. 

No insistiré en que te acerques y compartas conmigo estos momentos, no importa, no mendigaré lecturas ni visitas. No soy así. No tengo ese ego del escritor que necesita ser leído y adulado cual emperador romano en el anfiteatro. No espero que te identifiques con mis historias, con mis sentimientos, no necesito la aprobación del mundo para saber que lo que escribo es bueno. No me importa que lo sea o no, cumple el objetivo de vaciar un alma entre varias frases que quedan unidas y a veces, hasta contienen algo de sentido. No dejas tu opinión y jamás me verás llorando ni sintiéndome mal porque quien aquí entre no deje su opinión.... ¿Qué más da? Yo disfruto escribiendo y eso es lo que me importa. 

Navegamos de la mano de un mundo donde necesitáis, ansiáis la aprobación de la sociedad, ya sea a vuestra personalidad, a vuestros textos o a vuestros gustos musicales. Vagamos por una sociedad que necesita que adules su forma de escribir, sus textos, que se sienta amado en una red social o tenga tropecientos comentarios que le hagan sentir que esas palabras que creó exclusivamente para que le adoren dejen de tener sentido. 

Aquel que lea esto no me entenderá, no importa, no hace falta. Tengo que unir letras, sé el motivo, necesito desahogar un alma que se desangra en cada texto que escribo... pero ¿qué más da? Yo disfruto uniendo letras, sigo disfrutando de estos íntimos momentos en el que batallo con mi mente. Yo disfruto escribiendo... Y eso es lo que me importa. 
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

1 Plumas:

  1. Una gran lección la que das con esta entrada. Escribimos porque nos gusta porque mientras lo hacemos tenemos libertad total. Tenemos libertad para crear y los demás tienen libertad para leernos o no. Está muy bien saber que lo que escribimos llega pero no tiene que ser el impulso por el que lo hacemos, porque si es así estamos cometiendo un gravísimo error y perdiendo totalmente en tiempo aun sin darnos cuenta.
    Muchísimos besos mi niño!!
    Te amo muchísimo amor mío!!!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...