Un Mal Día Para Nacer, de Courtney Collins.


Título: Un Mal Día Para Nacer.
Autora: Courtney Collins.
Páginas: 288.
Editorial: Lumen.
ISBN: 9788426401328
Precio: 19,90 €.
Ficha en Me Gusta Leer.

Después de una sinopsis más que interesante y que me picó la curiosidad, el entusiasmo de la colaboradora de Lumen me llegó a convencer para comenzarlo a leer tras acabar uno que tenía pendiente y realmente ha sido un auténtico descubrimiento.


Apenas unas horas después de nacer, una niña ve partir a su madre hacia las montañas azules de Australia. La mujer cabalga como un torbellino para huir del pasado, para evitar ir a la cárcel y para escapar de un marido que la ha esclavizado. Esa madre no es una criminal como otra cualquiera: estamos hablando de la legendaria bandolera australiana Jessie Hickman, una amazona que vivió a principios del siglo XX e hizo lo indecible con tal de conquistar su libertad. Jessie se interna en las montañas, pero no lo hace del todo sola.

Durante la huida, siempre la acompaña una voz llena de compasión: la de esa hija que no solo la perdona, sino que la anima a seguir corriendo y a ser la dueña de su propia vida. En la tradición de Cormac McCarthy y Flannery O'Connor, Un mal día para nacer es como un puñetazo inesperado, una vuelta de tuerca que pone en tela de juicio los tópicos sobre la sensibilidad femenina y los límites de la libertad: sus palabras se convierten en preguntas y se quedan clavadas en el ánimo del lector, ahí donde más duele.


Este es uno de esos libros que descubres por casualidad y disfrutas como pocas veces lo puedes hacer con un libro de estas características. El principio resulta algo chocante pues no te lo esperas pero una vez te vas haciendo a la novela, a sus protagonistas y a la diferente forma de escribir de la autora no puedes hacer otra cosa que devorarlo. La novela tiene como principal protagonista a Jessie, una cuatrera conocida en toda la región por sus delitos, que tras salir de la cárcel comienza una vida de calvario junto a su jefe, y posterior marido. La novela avanza de forma que te sorprende casi a cada página pues la dureza y la simpleza de la misma es simplemente brillante.

Pese a ser una novela corta, 288 páginas, diría que no falta página alguna pues la historia encaja perfectamente en los tiempos y no tiene ningún tiempo o páginas muertas. Acción y retrospectiva en una protagonista que nos gana desde la primera página. El baile de tiempos, pasado y presente, hacen que la novela tenga ese dinamismo y frescura que se le pide. El único punto negativo que podría tener es la repetición de los nombres protagonistas pues la novela carece del uso de los pronombres y suele resultar a veces repetitivo leer Jessie tres o cuatro veces en pocas líneas.

Con una personalidad marcada de cada personaje, la mezcla de todos hace de la novela un viaje a la época y hacernos disfrutar pese a la dureza de la novela. Lectura obligatoria y que debes leer. Dar las gracias a Marta, quien me recomendó esta novela y se lo agradeceré por mucho, ya que es de lo mejor que he leído este año hasta la fecha.


Courtney Collins nació y creció en una zona rural cercana a Sidney y ahora reside en la región de Victoria. Un mal día para nacer , su primera novela, ha recibido la inmediata atención de la crítica y ha sido seleccionada para algunos de los premios literarios más prestigiosos de Australia.


Esta es su primera obra en la literatura.

Y ahora pondré la nota que, bajo mi punto de vista, merece esta novela.


Un saludo para todos.
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...