La Caída De Los Gigantes, de Ken Follet.


Título: La Caída De Los Gigantes.
Autor: Ken Follet.
Páginas: 1024.
Editorial: Plaza & Janés.
ISBN: 9788401337635.
Precio: 24,90 €.
Ficha En MeGustaLeer.

Mi afición a este autor es la misma que muchos de nosotros, y es su obra maestra Los Pilares De La Tierra y su no tan buena continuación, Un Mundo Sin Fin en la que descubrí a Ken Follet y a su prodigiosa forma de mezclar historia con todos los condimentos necesarios para hacer grandes novelas, y por eso en cuanto me enteré que comenzaba una nueva trilogía, decidí no dejarlo pasar y volví a disfrutar de nuevo con Follett.


La historia empieza en 1911, el día de la coronación del rey Jorge V en la abadía de Westminster. El destino de los Williams, una familia minera de Gales, está unido por el amor y la enemistad al de los Fitzherbert, aristócratas y propietarios de minas de carbón. Lady Maud Fitzherbert se enamorará de Walter von Ulrich, un joven espía en la embajada alemana de Londres. Sus vidas se entrelazarán con la de un asesor progresista del presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, y la de dos hermanos rusos a los que la guerra y la revolución les ha arrebatado su sueño de buscar fortuna en América.


Leer el nombre de Follett en la portada y ya sabes a que te enfrentas, una novela de una magnitud brutal, y eso conlleva una documentación del mismo modo y eso bien mezclado y con una historia potente y que además enganche de forma adictiva muy pocos los saben hacer y ese es Follet. A pesar de su magnitud y de los tiempos muertos que toda novela de esta potencia debe tener, la historia se recrea en la propia historia haciendo a sus personajes, los ya de por si, perfectamente perfilados y recreados, reales y con los que sufres y te alegras conforme pasan las páginas. Todo pasar algo, y al final todo encaja casi a la perfección.

No contare prácticamente la historia ya que soy de esos apasionados que empiezan a leer sin saber siquiera la sinopsis y odio a aquellos que en la sinopsis te cuentan tres cuartas partes del libro, así qu diré solamente que si quieres disfrutar de la verdadera historia, de las verdaderas pasiones de los hombres de la época y disfrutar de la forma de escribir de Ken, esta es tu trilogia, la cual comienza lenta y densamente. Quizás ese sea el único punto negativo, el pasarse a la hora de describir ciertos paisajes.

Quizás hoy día este tipo de libros sea para valientes, quiero decir que hoy parte de la juventud no pasa de los libros de más de 400/500 páginas y enamorse de trilogías así, tan potentes y genialmente formadas. Lectura obligatoria, además de una clase magistral de historia mezclada con la vida de unos personajes a los que amarás, odiarás... En definitiva, disfrutaras de una joya de la literatura.


Ken Follett nació en Cardiff (Gales), pero cuando tenía diez años su familia se trasladó a Londres. Se licenció en filosofía en la Universidad de Londres y posteriormente trabajó como reportero del South Wales Echo, el periódico de su ciudad natal. Más tarde consiguió trabajo en el Evening News de la capital inglesa y durante esta época publicó, sin mucho éxito, su primera novela. Dejó el periodismo para incorporarse a una editorial pequeña, Everest Books, y mientras tanto continuó escribiendo. Fue su undécima novela la que se convirtió en su primer gran éxito literario.


* Los Pilares De La Tierra
* Un Mundo Sin Fin.
* Noche De Las Aguas.
* Alto Riesgo.

Y ahora pondré la nota que, bajo mi punto de vista, merece esta novela.


Un saludo para todos y os espero en la segunda parte de la trilogía.
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

1 Plumas:

  1. Ay, tiene que haber sido una maravilla. Yo hasta el momento sólo he leído Los pilares de la tierra, pero tengo que hacerme con los demás porque fue una lectura única y magnífica. Además a mi madre también le debería encantar porque es una fanática de la literatura histórica.
    Sin duda me los tengo que leer. Gracias por la reseña :P
    Besos!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...