Oscuridad. - Papel De Tinta Negra

Novedades

15 de diciembre de 2013

Oscuridad.

Nada como esos momentos en los que estamos solos y comienzo a descubrirte. Nada como esos momentos en los que tu juegas a esconderte y yo lucho por no verte. Instantes que perdemos en la profundidad del reloj y que sabemos aprovechar tras años y años de confidencias. Hoy escribo estas palabras a oscuras, solo con una tenue luz que impide que me envuelvas y me abraces como tanto deseo. Deseo de que te ciernas sobre mi y no me dejes escapar nunca.

Mi fiel compañera, mi fiel amiga, muchas noches te he buscado y no te encontré, y no deja de ser paradójico que hace años temía tu poder, temía tu supremacía ante un pobre que buscaba algo de luz para saber que todo estaba bien, iluso de mi. Tu me has enseñado a pararme y pensar, me has enseñado a ver que no todo es lo que aparentan y que la oscuridad ofrece tentaciones que muchos no son capaces de descubrir, y yo me rindo a ellas con la pleitesía con la tranquilidad de que si me haces daño, no será culpa tuya sino mía.

Nunca me mentiste, siempre tu sinceridad fue demasiado dura en muchos momentos en los que no te supe valorar. Hoy acudes a mi como cada noche y me dejo aconsejar pues nunca me fallaste, siempre acudiste a mi rescate y aconsejarme...

Hoy te pido consejo, hoy te pido ayuda, así pues ayúdame a salir de donde estoy, porque aunque esos momentos hagan que brille, prefiero la fiel y sincera oscuridad...

1 comentario:

  1. El momento en el que nos rendimos a la oscuridad puede ser en el que más lúcidamente veamos todo lo que nos ha llevado hasta ella y cómo fue la travesía para alcanzarla. No es malo un poco de oscuridad, siempre que sepamos apreciarla y tras esta sonreír con el nuevo día que se acerca. Otra entrada fantástica.
    Te amo muchísimo mi vida!!!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...