Obsidiana.

La obsidiana es una roca volcánica, tremendamente afilada, utilizada en ornamentos, armas y hasta en cirugía, oscura y misteriosa como nada en el mundo. Así eres tu para mi. Así fuiste tu para mi, y aun lo eres. Tras tantos años en el recuerdo he aprendido a valorar lo que nunca llegué a conseguir que creo tenerte en un recuerdo perfecto. Ese recuerdo perfecto que mantengo ya sea por masoquismo, por el recuerdo de un recuerdo que quiero recordar.

Nada en esta vida es perfecto, lo se, pero será el paso del tiempo el que me ha inmortalizado tu imagen de mujer perfecta, de sonrisa cálida y mirada relajante. Aquel sentimiento sincero y que supo traspasar aquel escudo que llevaba forjando por tantos años que todavía me parece increíble que se destrozara en tan poco tiempo. Y hoy, tras cuatro años, sigo recordando ese silencio que se creó tras dejar escaparte.

Ese silencio que aún hoy me martiriza y que si hubiera sido valiente, hubiera vuelto a ser el de antes, el que tu conocías y que dejaste escapar una vez, al igual que yo lo hice contigo. Dicen que todo pasa por algo, pero ese algo se me resiste a entenderlo en aquel momento, y ahora que tras tantos silencios han pasado y que tu nombre sigue ahí, clavado, sigo sin entender nada.

Los pocos que saben tu nombre y saben la verdadera historia me aconsejan luchar y luchar, pero es fácil hacerlo cuando no se que pasa por tu mente tras tanto tiempo, tras tantos instantes perdidos y que pudimos disfrutar. Hoy día, sólo quiero que regreses, para bien o para mal, quiero que regreses y que me dejes claro todo. Será que soy pesimista, que es como me llaman, o realista, que es como me llamo yo, que espero el no, un no tan rotundo que me despierte de este sueño que no se si va desapareciendo.

Me envuelvo en las teclas de piano que resuenan en mi blog, me refugio en los silencios entre recuerdos a la espera de que pase algo, algo que me haga volver a temblar como antaño. Algo que me haga olvidar, o algo que me vuelva retumbar todo mi cuerpo como ya hiciste tantas veces...
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

7 Plumas:

  1. Me encantó tu sinceridad en la entrada y más con el piano de fondo, yo te diría que luchases otra vez aunque haya pasado tanto tiempo. Tal vez, pierdas más no inténtandolo, nunca se sabe. Yo también me considero realista más que pesimista la mayoría de las veces, así me llevo menos golpes.
    ¡Besos y suerte!

    ResponderEliminar
  2. Ohh que bonito! Animo con esa espera y que sea corta que te lo mereces!
    Que sepas que uno de mis libros favoritos se titula así (Bueno obsidian) :)
    Un beso, me paso!
    ☮ + ⏃ + ∞ + ϟ + ♥

    ResponderEliminar
  3. Una vez más, como tantas otras, has conseguido hacerme llorar con tu sinceridad, tus sentimientos y, sin duda, con tus recuerdos.
    Quizás oscuros o no, vale la pena luchar por un recuerdo sin saber cual será el resultado.
    Ya sabes que siempre me paso a leerte, así que no hace falta que te diga que me quedo por aquí.

    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pd: Yo no creo que seas pesimista. Sabes ver la realidad, cosa que le falta a todos esos que dicen que eres pesimista.
      Besos.

      Eliminar
  4. Una palabra que refleja todo lo que he sentido mientras leía el relato: PERFECTO Me siento total y llanamente identificada.
    Muy bonito y muy bueno. La música ayuda a poner BSO al relato. Es genial :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! :)
    Te dije que seguramente me gustaría la entrada y no me equivocaba. Tanto el primer como el último párrafo me parecen perfectos. Soy de las que piensan (aunque no siempre lo lleve a la práctica) que siempre es mejor luchar por conseguir una respuesta, aunque sea un no, que quedarse con la duda del "¿qué hubiese pasado si...?". No hay nada peor que esa duda. Te mereces lo mejor y espero que acabes consiguiendo tu objetivo.
    ¡¡Muchos besos!!
    PD: También estoy de acuerdo en lo de ser realista, aunque intento ser lo más positiva posible.

    ResponderEliminar
  6. Bueno como siempre, sin palabras. Tenía ganas de ver esta reflexión por el blog. Ya sabes, a continuar en la batalla... Besos!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...