Entrevista a Lorenzo Silva, Actual Premio Planeta.


Lo primero es agradecer que pueda conceder esta entrevista. Espero que se sienta cómodo con las preguntas. Para quien no conozca a Lorenzo Silva, es un reconocido autor de novela policíaca en la que destacan varios títulos como El Alquimista Impaciente, La Reina Sin Espejo o El Cazador del Desierto entre otras, y que este año ha recibido uno de los mayores premios de la literatura actual, el Premio Planeta. 

 Pero todo tiene un principio… 


¿Quién es Lorenzo Silva? 


Un tipo moreno y bajito de Carabanchel que escribe libros. Creo.

¿Siempre tuvo claro que quería ser escritor? 

No, siempre no. De pequeño quería ser millonario y piloto. A los 13 empecé a escribir relatos y a los 17 o 18 me di cuenta de que lo daría todo por este oficio. Ése fue el momento en que me alejé para siempre del millonario y el piloto que podría haber sido. Una pena.

¿Qué pensó su familia cuando supo su decisión? 

Les gusta leer, así que no se enfadaron. Además, estudié una carrera y me busqué otro oficio, bien remunerado, por lo que no les di motivos para oponerse.

¿Cuál era su meta cuando comenzó a escribir? 

Hacerlo bien. No es algo que uno logre en seguida.

¿Pensó que llegaría a ser tan reconocido en el mundo de las letras? 

Nunca, ni por un momento. Más bien estaba resignado al fracaso, que creo que es algo que ayuda a emplearte a fondo, porque te exime de presiones absurdas.

¿Esperaba ganar el Premio Planeta? 

Ni remotamente. En mi visión de entonces, es era una de esas cosas que siempre le pasan a otro.

Enviar tu primer manuscrito es toda una odisea de editoriales…

 Y de rechazos. El que no los soporte, más vale que se abstenga.

¿Tuvo esperanzas cuando mandó su primera novela? 

Pocas, pero alguna siempre se tiene. En fin, el hecho cierto es que me la devolvieron.

¿Cree que las editoriales son justas con muchos autores? 

Los editores hacen lo que pueden, y a todos les gusta publicar buenos libros. Pero la vida está dura, y muchos son empleados y no pueden permitirse demasiados errores.

¿Qué sintió cuando le dijeron que publicarían una de sus obras? 

Alegría, naturalmente. Y algo de responsabilidad. “¿Y si al final resulta que no es buena?”, me pregunté, con una pizca de angustia. El éxito en el mundo de las letras es siempre relativo… En todos los órdenes de la vida. A veces te sonríe cuando tu vida se hunde, y no vale nada.

¿Piensa que el éxito es efímero? 

Todo lo humano es efímero. Ahí está la gracia, y en aceptarlo la sabiduría.

¿Tiene alguna manía a la hora de comenzar a escribir?

 Tengo la manía de tener algo que contar. Si no, me voy a dar una vuelta con la bici. Es más provechoso.

Pero no todo son las letras en su vida… 

Claro que no, tengo una familia numerosa. Eso es un antídoto contra el ensimismamiento.

 ¿Cómo es un día normal en su vida? 

Me levanto pronto, escribo toda la mañana, salgo en bici a mediodía, como, escribo toda la tarde, ceno, leo, me duermo. Bastante anodino, en el fondo.

¿Con qué aficiones suele relajarse? 

Me gusta la música, el cine, hacer miniaturas.

¿Es dura la vida del escritor? 

¿Comparada con cuál? Yo no me quejo, hago lo que me gusta. Eso es un privilegio.

El Premio Planeta no es el primer reconocimiento que recibe… 

Pues no, en eso me ha sonreído la fortuna. Pero no me jacto, no debe uno nunca jactarse de lo que depende de otros, porque muy bien podría no haberle sido concedido.

¿Ha sido el que más ilusión le ha hecho? 

Todos me hicieron ilusión, pero digamos que éste es el premio en el que la ilusión resulta más aparatosa, por todo lo que implica.

¿Cómo se decidió a enviar su novela? 

Creí que era buena y que podía gustar a mucha gente. Sin esos dos requisitos, optar al Planeta me habría parecido completamente fuera de cuestión.

¿Qué tiene de especial “La Marca Del Meridiano”? 

La madurez de sus personajes y su autor. La sinceridad. La amargura.

¿Tiene un lado negativo ser el ganador del Premio Planeta? 

Todo lo tiene. Pero por ahora el que le veo es bastante pequeño.

Un autor se alimenta de sus propias ansias de escribir…

 ¿De qué si no? Esto no te lo pueden injertar, o lo tienes y tira de ti, o más vale que lo dejes.

¿Tiene algún nuevo proyecto entre manos? 

Siempre. Pero no soy mucho de hablar de ello mientras lo estoy haciendo. Para crear, me gusta estar solo.

¿Con qué escritor le gustaría colaborar en una futura novela? 

Soy lobo solitario, y los autores que me gustan prefiero que escriban a solas las suyas, para no estropeárselas con mis torpezas y disfrutarlas más como lector.

¿Puede sorprendernos en su próxima novela? 

Lo intentaré. Si soy capaz o no, el tiempo lo dirá.

He escrito mi primera novela y estoy probando suerte con editoriales…

¿Qué consejo me daría? 

Cerciórate de que es lo mejor que puedes escribir en este momento, y si así lo crees de corazón, ten paciencia y cree en ti aunque los demás no crean.

¿Cree que ciertas editoriales apuestan por famosos antes que por autores noveles? 

Sin duda. Casi todas, diría.

 ¿Lo ve justo? 

Es la vida. También liga más Monica Bellucci que Angela Merkel. Pero así como los alemanes se equivocarían si votaran a la Bellucci como primera ministra, también se equivocan algunos editores al no arriesgar por el talento aún no reconocido.

¿Por qué cree que cierto famoso tiene más oportunidad de publicar que un autor nuevo? 

Asegura ventas, y en tiempos de escasez, eso tira mucho.

La cultura del libro es una de las que menos baja en cuanto a ventas a lo largo del año en comparación con otras como el cine, o la música...

¿Por qué cree que es así? 


Porque el lector es más fiel al libro de papel, o al libro a secas, que el espectador de cine o el que oye música, que en muchos casos tiene un vínculo afectivo muy débil con lo que consume. Pero también está bajando la venta de libros. La crisis y la piratería forman una pinza mortífera para cualquier contenido cultural.

¿Prefiere el libro digital o el de papel? 

Uso ambos, indistintamente. Los libros que me gustan de veras, los prefiero en papel. Los que leo mientras viajo, prefiero tenerlos en digital.

¿Cree que el futuro de la literatura se encuentra en el ebook? 

Una parte, sí. Pero el futuro está sobre todo en el talento. Ése encontrará su cauce en el soporte que tenga disponible, sea cual sea.

¿Piensa que ciertos precios en algunos ejemplares electrónicos hace que apostemos por el papel? 

Creo que hay libros electrónicos cuyo precio es sencillamente irreal. Todos los que pasan de 10 euros. Y eso empuja al papel y también a la piratería, qué duda cabe.

Y para terminar, vamos a conocerle un poco más… 

¿Cree en la libertad?

Sí, pero hay que peleársela día a día.

 ¿Piensa que la sinceridad es una quimera hoy día? 

No, pero hay que pagar el precio.

¿Qué piensa de esa parte de la sociedad que prefiere salir antes que leer un buen libro? 

Todo tiene sus alicientes, pero a mí salir, con contadas excepciones, me ha aburrido mucho más que leer.

¿Qué escritor es su referente? 

En singular, ninguno. En plural: Cervantes, Kafka, Proust, Chandler…

¿Cree que la muerte es la justa sentencia para todos? 

Es la astuta programación inserta en nuestra naturaleza para que no demos la lata más de la cuenta: ni al prójimo, ni a nosotros mismos.

Y hasta aquí la entrevista. Espero que se sintiera cómodo y que dentro de unos meses podamos tener una segunda parte para conocerle más. Ha sido un auténtico placer y muchas gracias por su tiempo.

A ti...
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

2 Plumas:

  1. Otra entrevista realizada para almacenarlo en este pedazo de tintero que resulta tu gran blog. Una pregunta dirigida a ti directamente: ¿Te ves ganando algún día un premio de esta categoría? ¿Qué crees que sentirías? (En realidad, han sido dos) Un abrazo, ¡crack!

    ResponderEliminar
  2. Guau
    Este hombre me ha encantado
    Me gustan mucho tus entrevistas.
    Un beso

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...