A Mi Fiel Dueño... - Papel De Tinta Negra

Novedades

14 de noviembre de 2012

A Mi Fiel Dueño...

A aquel que quiera escuchar mis simples silencios les contaré la historia que vivo, esperando que me escuche mi fiel dueño, pues a su atención va dirigida.

Todo pasa demasiado rápido para que podamos comenzar a valorar cada segundo de nuestra vida. Vivimos anclados e intentando derribar la barrera del tiempo para poder hacerlo todo. No nos damos cuenta pero perdemos el tiempo intentando ganarlo. A mi fiel dueño le contaré aquello que reniego cada día que me levanto, en cada momento que miro al cielo y veo esas inmensas cuerdas que guían mis movimientos.

Siento como manejas mis pensamientos y mis delirios desde tu inmenso sillón, impasible ante nuestros vanos momentos de lucidez y libertad. Sigues perplejo a nuestra vida, intentando descifrar el próximo momento en el que volveremos a caer, para regodearte de nuestro sufrimiento y locura. Hoy planto cara a aquel que maneja mis manos, mis pies, mi mente para que intente ser como cualquier otro. Una simple copia de otro para seguir adelante sin aliciente alguno que el intentar ser mejor copia que la original.

Reniego de aquellas ajadas cuerdas y pensamientos que nos hacen perecer en cada movimiento, impulsivo por nuestra parte y vano para ti, que sigues con tu observación mientras mueves los hilos que nos evocan hasta las mismas puertas de la muerte. Llegará un momento en el que todos ansiemos romper las cuerdas que nos atan a nuestra vida pasada e intentemos ser mejores, intentemos ser como realmente queremos.

Ansiamos ese momento para renegar de ti, de aquel que nos evoca al mismo tropiezo una y otra vez sin importarte nuestros sentimientos, de ti reniego y espero que la maldición del olvido recaiga sobre tí y que, de una vez por todas, seamos libres y podamos seguir adelante sin censura ni cortapisas.

Hoy escribo esta carta a mi fiel dueño, aquel que sigue renegando de nuestra libertad evocando tiempos pasados que parecen volver... Parecen regresar mientras los demás seguimos atados a estas malditas cuerdas que no nos dejan luchar.

2 comentarios:

  1. Es genial, y tienes toda la razón. Ojalá esta carta le llegara y le hiciera llorar. Todos los días le escribo cartas mentales como esta, cada día me doy cuenta de todo. Hay que tirar de las cuerdas, todos juntos, con todas nuestras fuerzas, que, al final son todo por lo que tenemos que luchar.
    Genial J. !!!

    ResponderEliminar
  2. Hola cielo.
    Me emocionó tu carta, es increíble.
    Un besazo

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...