- Papel De Tinta Negra

Novedades

15 de mayo de 2012

No pongo nada por título pues estas palabras no pueden tener dueño. Escribo sin saber bien porqué, solo se que en estas líneas dejo marcadas miles de sonrisas, dejo manchadas sombras en mi corazón ennegrecido por la locura presente. No se cuantas líneas ni como acabará esto, pero si se que necesito la locura para vivir, porque es ella la que me ayuda a estar consciente en esta patraña de sociedad.

Depende todo de nuestra felicidad, la cual sube y baja cual noria, cargando nuestros sentimientos de miles de recuerdos añorados por nuestros sueños. Apago las miradas de aquellos que me odian, enciendo las sonrisas marcadas a cada segundo por ti, por ti que me ayudas cada vez que me hundo, cada vez que caigo en un negro pozo, del cual muchas veces, no veo la salida. Escribir me ayuda a desahogar todo mi corazón, a marcar con fuego ideas perdidas, sueños inacabados por falta de valor, o falta de ayuda.

Pero llega el momento en que todo baja, el momento en el que no sabes que hacer y decides evadirte. Muchas veces llegas a temer a aquella que con el tiempo se puede convertir en tu mejor consejera, aunque con ello, creas que nadie puede ayudarte, porque seguramente, como en tantas otras, esa vez, te tengas que ayudar a ti mismo a salir y a entender el mundo como sabes. A entender una sociedad que reniega de la personalidad, a unas personas que denigran porque no seas como ellos quieren. Nunca dejes que alguien te cambie, porque te convertirá en una esclava más de esta sociedad que se pudre a cada momento.

Lucha por los que son tus ideales, lucha por la que es tu libertad, aquello que nadie te puede robar, es algo que te pertenece, es parte de tu alma y debes luchar por ella. Nunca dejes que la sociedad te prive de ella por tal de ser como ellos. Intenta ser como tu eres, porque al final de tus días, cuando hagas recuerdo de tu pasado, te sentirás feliz por lo que hiciste y porqué.

Me despido ya con esta carta abierta rayando la madrugada, porque es cuando la locura sale a la luz y nos hace sentir cosas que, durante el día se guarda bajo llave en el corazón de nuestros sentidos, para emerger de entre las ruinas de nuestras almas, para seguir caminando...