Entrevista a Antonio Serrano, "Canijo De Carmona" Parte I


Debido a la gran amplitud de la entrevista, he decidido dividirla en dos partes. 


Lo primero es darte las gracias por aceptar esta entrevista, en la cual espero que te sientas cómodo. Para quien no conozca a Antonio, es uno de los mejores compositores de chirigotas del Carnaval de Cádiz actualmente. Nos ha traido grandes chirigotas como Los Juan Palomez, Las Muchachas Del Congelao o Los Que Salen Por Gusto.


Pero todo tiene un principio…


¿Cómo es Antonio y como es el Canijo?

Físicamente son iguales. Intelectualmente no. El Canijo escribe y canta lo que verdaderamente siente Antonio, por eso ambos tienen la conciencia muy tranquila cuando le cantan a Fraga por ejemplo. Pero el Canijo es sólo una parte de Antonio. Antonio tiene facetas y particularidades que pueden sorprender mucho a los que sólo conocen al Canijo. Por ejemplo fue campeón cadete de ajedrez en Sevilla. De chico no comia y le tenian que dar Ferromicina. Siempre fue un niño de buenas notas, odia las discotecas, le gusta mucho el cine, el fútbol, el FIFA 2012, cocinar para los demás... Odia el bricolage, detesta perder el tiempo, no tiene ninguna paciencia para explicar. A veces es un auténtico hijoputa con la gente que más quiere. Actualemente, está horrorizado al ver como sus hijas se han convertido en adolescentes.

¿Desde cuándo empezaste tu pasión por el Carnaval?

Fue un amor a primera vista. Un flechazo con 13 años. No me habia enamorado todavia de ninguna mujer y me enamoré de Cádiz.. Recuerdo cómo mis padres me despertaron y me dijeron : “Toni, levántate que están echando los Carnavales de Cádiz. Te va a encantar”. Era la primera vez, en 1981, y la primera chirigota que ví fue “Los pollitos mi compare”. Recuerdo aquella final a “Los celtas cortos” y sobre todo “Los Hijos de la Noche” y “Grandes Relatos”. Ahí empezó todo, coleccionando cintas de Izquierdo Producciones verdiblancas, asistiendo al Lope de Vega. Me enteré que en mi barrio se iba a hacer una chirigota. Fui y me dijeron que no que era muy pequeño. Volví llorando. Mis padres que conocían a los que la hacían fueron a convencerles. Entré y me convertí en componente. Con 14 años pisé el Falla en adultos. Estuvieron a punto de cargarse a un artista.

¿Qué te movió a sacar tu primera agrupación?

Fue por necesidad. El autor de nuestra chirigota de 1988 “20000 vendas de un viaje con un vespino”, Manolo Silva, quiso sacar comparsa y si yo no escribia entonces no salíamos. Yo ya habia hecho mis pinitos, así que escribi un cuarteto en 1989, fue semifinalista, “Al compas de mi cohetillo”.... Para mí era el mejor de aquel año. Nos la liaron buena en la segunda semifinal, eran otros tiempos, y nos quedamos a sólo 9 puntos de la final. Me harté de llorar. Más que en el final de Titanic.

¿Quién es tu ídolo en el Carnaval?

Tengo muchos, seguramente porque desde Sevilla y por la tele se magnifica todo. Y los que muchos eran antes ídolos ahora son colegas, por lo que nos los idolatro sino simplemente los quiero, que es mejor. La pena es que como dijo una vez el Yuyu, al carnaval le sienta mal el plano corto y algunos mitos se caen cuando los tienes de cerca. Por Martinez Ares siempre sentí una predilección especial. Era de mi quinta y flipé con él cuando sacó Zombies. También por Paco Villegas, para mí uno de los que mejor han escrito en Cádiz. Paco Rosado era punto y aparte. El Góme y Emilio, por dios. El arte de Paco Leal. La clase de Enrique Villegas, la valentía que tuvo Pedro Romero, la elegancia del Tino y su maestría conmigo, Juan Carlos, Luis Galán, el Peña, el Masa, el grupo del Love desde los indiotas, los diablillos, el Selu es increíble y he llegado a soñar que incluso salia con ellos, ...El Morera... Julio Pardo, mi tio Quico, ... Ésto es como comer, es de gilipollas quedarse sólo con un plato.... Para mi el carnaval de Cádiz es como aquel álbum de estampas de futbolistas que juntábamos de chico. Quería tenerlos a todos. A uno de ellos, he tenido la inmensa suerte de escribirle.... a Pedro de los Majaras.

¿Cómo fue la primera vez que actuaste en el Falla?

1983. Estaba mucho más pendiente de Agua Clara de Martin, de Charanga de Ripoll, de los caballitos que suben y bajan, de los tontos no se separan, de los náufragos del faro las puercas, de Farsantes y Comediantes,....que de nuestra propia actuación. El escenario era para mí mucho menos importante que los camerinos. Lo que llevábamos era muy malo. La única forma de disfrutar era llenándome de Cádiz en los camerinos.

¿Te esperabas ganar algún día subido a esas tablas?

Nunca. Si lo hubiera sabido me hubiera venido a Cádiz mucho antes, porque he disfrutado de lo lindo con mi chirigota de Cádiz, especialmente en la calle,cosa que era muy dificil con la de Carmona por motivos laborales.

Para los jartibles del Carnaval eres uno de los referentes en chirigotas.

¿Sientes presión cada año que sacas una chirigota?

Sí claro, como todos los que estamos ahí. Y cada dia tengo más miedo a fallar. Me exigen como a la que más y eso me gusta, porque sé lo que es pasar inadvertido y no lo quiero. La presión te hace crecer y superarte.

¿Cómo sueles componer?

Le doy bastantes vueltas. Intento buscar un tipo a través del cual pueda decir mucho de lo que quiero decir.

¿Te imaginabas ser uno de los autores reconocidos del concurso?

No. Ten en cuenta que mi caso es un caso muy atípico. Me llevé 18 años que se dice pronto sin llegar a una final. Ya estaba totalmente hecho a la idea de no llegar nunca. He llegado a ser reconocido a una edad en la que ya digamos soy un poco mayor. Por eso no me lo imaginaba. Ni yo ni muchos de mis colegas que tras los espermatozoides decían textualmente que “el burro había tocado la flauta”-

Hablemos ahora del COAC 2012… 


¿Hasta dónde te esperabas llegar este año?

Este febrero ha sido para mí mucho más intenso en lo personal que en el devenir del propio concurso. Mi padre estuvo en la UVI bastante tiempo y salió del hospital el mismo día de la final, lo cual fue el mejor premio sin duda. No tenía la cabeza en el concurso tanto como otros años.
Esta circunstancia unida a los constantes soplos, luego totalmente confirmados, de que nuestra chirigota no gustaba tanto al jurado oficial hacía que yo particularmente no soñara con la final. Aprovecho la entrevista para decirles a los señores y señoras del jurado, que respetaré siempre sus opiniones por descontado pero ser jurado del COAC implica una seriedad y un celo importante a la hora de mantener en secreto las puntuaciones y deliberaciones. Quien va soltando a sus inmediatos cómo va el concurso ni quiere ni respeta a Cádiz ni a sí mismos.

Según tu punto de vista, ¿Había este año un gran nivel en chirigotas? ¿Ha sido justa la final de este año?

Para mí siempre que el secretario sume bien, la final es justa. Hay que respetar que un jurado tenga una opinión diferente a la nuestra. No era esa la final ni para mí, ni para los jurados diarios de la Voz ni del Diario de Cádiz; pero no puedo decir que es injusta. Todas las agrupaciones que pasaron lucharon y se sacrificaron por estar ahí y yo las respeto. Respecto al nivel todos los años se dice lo mismo, que es muy bajo, que el año pasado era mejor. Al año siguiente dicen los mismo y al otro.....Y asi llevamos toda la vida. Para mí, todas las chirigotas de semifinales y bastantes de cuartos son chirigotas que merece la pena escucharlas. Con lo dificil que es hacer una chirigota que guste ...creo que está bastante bien para gente que no se gana la vida en ésto. Quien quiera más nivel puede ver la hora de Jose Mota, que sí que es profesional y nos cobra por ello vía impuestos.

Hasta aquí la primera parte de la entrevista al Canijo de Carmona. Espero que os haya gustado, anunciando que para la semana próxima pondré la segunda, y última, parte de la entrevista a este gran genio del Carnaval de Cádiz.


Un saludo para todos.
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...