Demonios, Fora, Parte I

Crakium se adelantó a Quiómus para poder ver el paisaje. Una hilera de árboles quemados emergían desde ambos lados, mientras varios aprendices deambulaban alrededor de uno de ellos, cantando en susurros. Varios cuervos paseaban lentamente entre el cielo crepuscular. Puntas de plata se clavaban en miles de nubes violáceas, mientras, a lo lejos, una tímida sombra de un sol muerto, alumbraba fantasmagóricas figuras de nubes rotas. El suelo de cristal hacía que mirar al mismo sintieras respeto y vértigo, al ver los miles de cadáveres que emergían medio descompuestos por la luz del sol.  Perros negros como obsidiana rajaban los intestinos de los que aún aullaban por intentar subir a la "superficie". Varios hombres vestidos completamente de granate con manchas blancas, custodiaban aquel parque de juego para los perros.

La sonrisa de Crakium se acompañaba de alguna carcajada mientras veía como varios intentaban escapar a algún perro, aquella risa sonaba aun más, cuando alguno de los perros, clavaba sus afilados dientes en alguna pierna o brazo. Siguió caminando y vio un alto edificio de piedra negra. Un cartel con letras doradas rezaba

"FORA"
No entendió que era, y se quedó esperando a Quiómus, para ver si le podía resolver su duda. Tras unos minutos mirando el cartel, giró la cabeza y dirigió la mirada a un Hórtrux que lo miraba entretenido. Quiómus se había quedado mirando al grupo de aprendices que cantaban alrededor del árbol, así que pudo hablar con el pequeño a solas por primera vez.

- ¿Te gusta el Infierno, pequeño Crakium?

- Si, pero diría que he llegado con mucho tiempo de adelanto.

- ¿Mucho tiempo?

- Si, muchos dirían que no tengo edad para estar aqui, sino en los brazos de mi madre.

- ¿Realmente deseas eso? - preguntó extrañado.

- Si realmente quisiera eso, hubiera ido llorando al juez en el Montaet. Se puede decir que no siempre hay que hacer lo que se supone, sino lo que se siente.

- ¿Y qué sientes?

- Siento que aquí me aguarda un largo y arduo camino por avanzar. Si tenéis interés en mí, es porque algo habéis visto. Y bueno, aquí está mi difunto tío, y como veo que también es otra promesa del lugar, decidí quedarme.

Hórtrux se quedó pensativo en las respuestas del joven. Realmente tenía un futuro alentador, pero había que ponerlo a prueba, y aquel edificio era una gran oportunidad para ponerlos a los dos. Comenzó a hablar, apuntando al edificio.

- ¿Entiendes el letrero?

- Se que es latín, pero recuerda que sólo tengo 12 años. En teoría no se hablar muy bien.

- "Fora" significa Fragua. Aquí es donde forjamos a nuestros soldados para la guerra.

Crakium se quedó mirando fascinado a aquel edificio. Se imaginaba a soldados con imponentes armaduras y espadas amplias con las que segar la vida de los mortales. Una sonrisa emergió entre las comisuras de sus labios.

- ¿Te gustaría tener una pincelada de tu futura armadura?

- Claro, ¡claro que si!

- Esperemos a Quiómus, el decidirá si quiere su pincelada de armadura.

Quiómus se acercaba a paso lento, observando la conversación de lejos, pero al ver que los dos le miraban, comenzó a aligerar el paso con el fin de llegar cuanto antes. Su Prexiom le lanzó la pregunta antes de que llegara a su círculo.

- ¿Te gustaría tener tu propia pincelada de armadura?

Aquella pregunta lo dejó algo aturdido, pero tras ver la mirada de su difunto sobrino. Respondió claramente.

- Si, claro, para las misiones puede ayudar.

Crakium asintió y tras una breve pausa de solemnidad, acompañó a Quiómus y a Hórtrux hacia la puerta de la Fora con lentitud y agitación.

Se situaron frente a la puerta, y tras tres golpes al llamador con cabeza de dragón, la puerta hizo un leve click,  para comenzarse a abrir lentamente. Una figura con traje grisáceo y un martillo en la mano izquierda alzó su voz, la cual retumbó por toda la estancia, proporcionando un eco sepulcral.

- Bienvenidos a la Fora. Donde forjamos personas desde tiempos inmemoriales.

Quiómus sintió un escalofrío por toda su espalda al escuchar aquella frase.
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

2 Plumas:

  1. Vaya.. me ha gustado mucho!
    Estoy muy contenta de haberme decidido pasar por aquí, ¿es una nueva historia que tienes entre manos? Porque si es así te aseguro que tienes una nueva seguidora y a mucha honra ;)

    ResponderEliminar
  2. si es que eres un artista jesus , me encantan tus historias =)

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...