Sentidos - Papel De Tinta Negra

Novedades

20 de noviembre de 2011

Sentidos

Escucho la lluvia caer, el sonido de un piano se funde con el tic tac del reloj. Todo comienza a encajar en un momento perdido. La fuerza del agua comienza a decaer, pero igualmente sigue brotando con fuerza. El viento recorre con ansia cada rescoldo de las calles, aventurando que está feliz., atisbos de tormenta resuenan a lo lejos, anunciando lo que nos espera.

Bajo el nivel de la música para escuchar el viento, mientras el tic tac del reloj sigue sonando, mecánico. El tacto rugoso de las páginas de un libro me susurran que me esperan, pero de pronto, la lluvia vuelve a emerger con gran fuerza, el viento la balancea de un lado a otro del mundo, dejándonos una sensación de tranquilidad.La lluvia cesa, y entonces el frío cala en mi piel, siento como rasga en los huesos, mientras sentado, miro hacia el papel en blanco. Entre canción  y canción el tic tac del reloj me anuncia que siguen pasando los segundos, los minutos y las horas, siento de nuevo el balanceo del viento, llamando a mi ventana. Cerré los ojos y la locura me invadió tranquilamente. Respiraba tranquilamente, todo volvía a la normalidad. Tras abrir de nuevo los ojos, el cambio de ritmo de la canción anuncia la llegada de la locura, mis dedos comienzan a escribir más rápidamente, pero mis sentimientos se van perdiendo a cada sonido del piano. 

 El tintineo sigue resonando, el tic tac sigue sonando, la lluvia deja de caer, deja de sentirse, y vuelvo a caer en un estado de tranquilidad absoluta.Comienza a sonar una nueva canción, mientras la última intenta no morir a manos del pianista, la música suena tranquila, con mesura, y entonces subo el nivel de voz. Cierro los ojos y siento como mis manos teclean sin sentido alguno, no sé que estoy escribiendo, pero si sé lo que siento....

El ritmo juega con mi mente y mi conciencia, pero todo llega a su fín, y la canción acaba, dejándome un sabor agridulce, quiero escucharla de nuevo, pero otra canción empieza a sonar sin darme cuenta. Paso los dedos por la tinta manchada, se esparce por mis yemas, intentando llegar a mis venas, pero paran al ver el papel en blanco, y caen con la inercia de los sentidos para crear este momento de paz, rodeado de lluvia, música, y el incesante tic tac del reloj....