La Princesa De Luz, El Regalo - Papel De Tinta Negra

Novedades

29 de noviembre de 2011

La Princesa De Luz, El Regalo

El sol se alzaba majestuoso, y los incesantes rayos hicieron que se despertara. Respiró profundamente, y se quedó mirando el cielo. Estaba totalmente despejado, varios pájaros sobrevolaban en el cielo buscando algo desconocido.

Se levantó y oteó su alrededor. Elisea se encontraba haciendo un desayuno simple, mientras Guillermo comenzó a montar tranquilamente el puesto. Tras levantarse y curiosear un poco entre las bocacalles de la ciudadela, se instaló al lado de Elisea, y comenzaron a desayunar.

- Buenos días, pequeña.

- Buenos días, Elisea. ¿De dónde viene tu nombre?

- Es un nombre hebreo, aunque el nombre original es Eliseo. Proviene de mi abuela, y ha ido de generación en generación, y ahora lo tengo yo es todo un honor llevar el nombre de mi abuela y de mi madre, y espero que en unos años, lo pueda llevar mi hija.

- Es muy bonita la historia. Yo no tengo el honor de llevar el nombre de mi madre. 

- ¿Cómo se llama tu madre?

- Se llamaba Aldana, un nombre celta, que viene de sus antepasados.

- Bonito nombre, pero...¿Cuál es el tuyo?

- Isabel.

- ¿Y por qué ese nombre?

- Nunca me dijo el motivo del porqué.

Muy interesante.- vio que alguna lagrima comenzaba a emerger, y rápidamente cambió de tema.- Bueno, bueno...vamos a ayudar un poco a Guillermo, para que podamos estar más tiempo con el puesto abierto.

- Vamos, y gracias.

Tras una amplia sonrisa, Elisea la cogió de la mano y se dispusieron a ayudar.


Casi diez horas después de poner el puesto, Guillermo echó la sábana por encima del puesto y comenzaron a cenar, pero antes habló con Isabel.

- Ven un momento pequeña, tengo que darte algo.

Se acercó a él, y se sentó a su lado, Guillermo comenzó a hablar.

- Te voy a dar un pequeño regalo. Hace muchos años, mi madre me regaló esto, y me gustaría que lo tuvieras tú, porque me encantaría que lo tuvieras tu.

-¿Qué es?

Sacó  una pequeña cajita, y se la dio. Era una pequeña cajita de madera, y tras mirarla un poco, abrió la misma.Una pequeña niña comenzó a dar vueltas sobre si misma, mientras una pequeña melodía de piano comenzó a sonar. Se quedó ensimismada escuchando aquella música. 

- ¿Te gusta, pequeña?

- ¡Me encanta!

Una gran sonrisa emergió en Isabel, y se quedó mirando como aquella pequeña muñequita, giraba al compás de la música.

4 comentarios:

  1. Ya sabemos el nombre de la pequeñaja sin duda la tal Aldana no era su madre. La lágrima se podría interpretar como que Elisea desea tener una hija o que tuvo una y la perdió en trágicas circunstancias.

    ResponderEliminar
  2. oishhhh al fin sabemos el nombre de la pequeña *0* esta es la que mas me gusta de todas jejeje esta requetebien todo :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonito! Siempre he querido tener una cajita o un joyero con una bailarina ^^ Lamentablemente mi madre nunca me la compró >.<

    Por cierto, hay una oración que no sé si es un error o qué, pero se repite la última frase: "Te voy a dar un pequeño regalo. Hace muchos años, mi madre me regaló esto, y me gustaría que lo tuvieras tú, porque me encantaría que lo tuvieras tu."

    Eso es todo, me ha gustado ^^ Un beso!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...