El Primer Sueño, Reflejos

" Carolina se encontraba entre miles de espejos increíbles. Altos, ovalados, de latón, de oro. Cientos de espejos inundaban aquella estancia. Mirara donde mirara podía ver su reflejo. Levantó el brazo izquierdo y pudo ver como miles de brazos izquierdos se alzaban en el mismo instante. Una leve sonrisa emergió desde la comisura de los labios. Agachó el brazo e intentó hacerlo de nuevo. Volvió a alzarlo, y ocurrió exactamente lo mismo. Bajó de nuevo el brazo, pero ocurrió algo que no esperaba.

Sus reflejos no hicieron lo mismo y lo mantuvieron levantado, frente a ella. Frunció el ceño, pero ninguno atendía a lo que hacía. Se acercó al espejo que tenía delante. Aquella Carolina del espejo comenzó a reirse. No entendía nada. Cientos de reflejos lanzaron el puño hacia Carolina, la cual se asustó bastante, en ese mismo momento millones de aristas de cristal caían a un vacío.

Escuchó varios silbidos acercándose, y al levantar la vista, vio como varias láminas se lanzaban hacia su cuerpo. Varias cayeron en el brazo, inundándolo de cortes. Suspiró al verse liberada, pero no vio el que segundos después, estallaba en su cara, haciendo estallar sus ojos en miles de visceras blancas y rojas."



Se levantó de la cama, con el sudor empapando su ropa. Se levantó corriendo de la cama, y tras coger la lámpara de aceite, se acercó al primer espejo que vio en su habitación. Se miró la cara y, aliviada respiró lentamente al ver que no tenía ningún corte en la cara. Dejó la lámpara en una cómoda cerca de ella, y tras pasarse la mano por la cara para asegurarse de que no tenía nada, lo vio. Decenas de cortes emergían de sus brazos, aún frescos, con pequeños hilos de sangre que emergían de los cortes.Quiso gritar, pero hubo algo que la detuvo. No le salía la voz debido al miedo. Intentó limpiarse la sangre con la manga, pero vio algo que no encajaba. En uno de los picos del espejo, el colgante de plata estaba balanceándose lentamente. Varias gotas de sudor frío recorrieron su espalda. ¿Cómo había llegado hasta ahí?

Lo había tenido puesto durante todo el día, y ahora aparecía allí colgado, balanceándose. Se dio cuenta que no corría ni la más leve brisa de aire. Comenzó a temblar, así que lo agarró, y tras coger casi al vuelo la lámpara, se inundó en su cama, y se tapó hasta arriba con las mantas. Segundos después el calor comenzó a recorrer todo su cuerpo. Puso las manos arriba de las sábanas, y miró detenidamente el pequeño espejo. Era realmente curioso que aquel espejo no reflejara su cuerpo. Intentó pasarlo por delante de sus manos, y no vio nada. Luego lo puso frente a ella, y pudo ver como iba apareciendo su rostro muy lentamente. Segundos después su cara comenzaba a descomponerse lentamente.

 Vio como sus mejillas se desmoronaban de los huesos. Los labios se separaban muy rápidamente, y la lengua comenzaba a caer de forma asombrosa. Los ojos, explotaron dentro de las órbitas, y un líquido blanquecino, resbalaba por los huesos de su cara, a forma de lágrimas. Apartó el espejo de ella, y tras unos segundos, volvió a ponerlo frente a sus ojos. No pudo ver reflejo alguno. Aquello la puso demasiado nerviosa , y tras poner el espejo en la mesita de noche, apagó de un soplo la lámpara, e intentó que Morfeo acudiera a por ella.

Un leve tic tac comenzó a sonar levemente por todo el cuarto. El sonido empezó a ser más fuerte conforme pasaban los segundos. El tic tac aumentó el ritmo, y segundos después sucedió. El espejo que tenía frente a ella estalló en miles de aristas de cristal. Se levantó como un resorte, y tras encender la lámpara con una cerilla, se dio cuenta de que había algo en el espejo. Se acercó un poco más, y se quedó petrificada cuando se dio cuenta que se trataba de una carta.
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

7 Plumas:

  1. Ha sido tremendo colega un sueño cumplido de la manera más fea desde luego pero sin duda vas a conseguir que el resto de lectores flipen como lo estoy haciendo yo. Intrigante lo de la carta pero lo del colgante me ha descolocado, parece que tiene vida propia y cada vez me convenzo más de que ella está a punto de morir o de perder su alma si hacemos caso de la vieja superstición de que los espejos pueden robar el alma y atrasladarte a otros mundos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, he de decir que tanto el primer capitulo como el segundo están genial!!! Quiero mas ya lo sabes. Ya se me acaba el qué decirte. Un besazo enorme y sigue así. Y avisa :) muaks

    ResponderEliminar
  3. Buff es impresionante! Me encanta cómo lo detallaste, es brutal pero tan perfecto!

    ResponderEliminar
  4. Se me ha puesto la carne de gallina, y no, no exagero. ¿Cómo consigues hacerlo? Ahora no podré mirarme al espejo tranquila. ¡Estas te las guardo!
    Escribes de maravilla y espero que sigas pronto.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  5. dioooooos increibleee *o* la piel verdaderamente de gallina xd y luego dices que yo soy mejor que tu? ni de coña tio si es que lo haces fenomenal ^^

    ResponderEliminar
  6. A mí los espejos me dan mucho yuyu, siempre he temido que pasara algo así, que mi reflejo se rebelara contra mí y me hiciera algo malo x) No sé, es extraño...
    La cantidad de detalles que has usado para narrarlo es asombrosa, da miedo xD¨

    Un beso (:

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...