Voces Muertas, Noche De Juegos - Papel De Tinta Negra

Novedades

26 de septiembre de 2011

Voces Muertas, Noche De Juegos

La puerta se abrió y Arabia entró en la habitación. Su madre estaba sentada en la cama, medio llorando, y tenía en las manos una carta. Se acercó a su madre y le tocó la mano, ella dio un pequeño grito, y tras calmarse, miró a Arabia.

- ¿Ya sabes de que habla no, mamá?

- ¿Que dices cariño?

- Ya sabes lo que sabe Sofía,

- No me ha dicho nada, sólo lo mismo cariño...no te preocupes, ¿vale?

- ¿Y la carta mamá?

- Esto...es de tu padre, cuando me las mandaba de amor...- comentó riendo con convicción.

Arabia se dio la vuelta y comenzó a andar hacia la puerta. Su madre se quedó mirando y se dio cuenta que no era su pequeña, algo iba mal. Se levantó y siguió a la pequeña por la casa. Arabia, estaba a punto de bajar las escaleras, pero se detuvo. Intentó girar, pero los pies no se movieron un ápice. Segundos después se escucharon crujidos de huesos por todo el pasillo. Los huesos habían sido destrozados a la altura del tobillo, y ahora se encontraba frente a su madre, pero con los pies mirando el filo del escalón. Miriam quedó aterrorizada al escuchar los crujidos y al ver como su pequeña giraba sin mover los pies. Los ojos de Arabia escupían rabia y odio, algo que nunca había visto en ella. Miriam entendió rápidamente quien era la persona que estaba frente a ella.

- Roberto, deja en paz a los restos de mi familia y vete.

- No puedo hacer eso hermanita, todavía queda lo mejor...

- Tu venganza no tiene sentido, créeme.

- Yo creo que sí hermanita, Jose debe pagar por su asesinato.

- Creo que matando a la pequeña Sofía, tu venganza ha sido cumplida, Roberto.

- ¿Eso crees hermanita? Que poco me conoces Miri...- comentó en tono jocoso.- Pero bueno, hoy es una buena noche para resolver alguna cuenta más con vosotros, ¿no crees?. Bajemos, ¿quieres?.

Miriam asintió y en ese momento Arabia comenzó a dejarse caer hacia atrás. Miriam soltó un grito ahogado y se lanzó a por su pequeña, pero era demasiado tarde. Arabia rodó escaleras abajo, mientras su madre sólo podía mirar. Miriam comenzó a bajar las escaleras para ver el estado de salud de su hija, pero se paró a mitad de las escaleras, cuando vio que su pequeña se levantaba con toda facilidad del suelo, y tras guiñarle un ojo a su madre, comenzó a andar hacia el salón.

Su madre salió corriendo hacia el salón, viendo que su padre estaba confundido, mientras que su padre seguía apostado en la mesa, sin vida. Vio que su pequeña estaba hablando con Jose, mientras que a él se le iba cambiando el rostro a una cara de terror. Cuando entró en el salón, Arabia miró a su madre, y con la mano le animó a que se acercara y se sentara.

- Intentaremos jugar a un juego, y debéis decidme la verdad, pues la vida de mi sobrinita Arabia está en juego....- una sonora carcajada resonó desde lo más profundo de la garganta de la pequeña.

5 comentarios:

  1. Escalofriante... ahora más que nunca pienso que la madre oculta algo... sino, no le hablaría eso de " matando a la pequeña Sofía tu venganza ha sido cumplida... " cuánta frialdad en esas palabras....

    ResponderEliminar
  2. impaciente por leer la siguiente continuacion de sta historia, espero k se sepa dentro de poko el desenlace y se sepa la verdad =$

    ResponderEliminar
  3. madre mia. No se como he podido estar sin leer esto tanto tiempo. El poko tiempo libre que tengo lo he empleado en despjarme un poko, pero creo que ya estoy de vuelta, o al menos un poko :) Un besazo enorme jesusito!!!

    ResponderEliminar
  4. Joder como se pone la cosa, cada vez se lo toma más en serio el Roberto este y solo porque le mataron hace años. Debería pensar en porqué lo hicieron, algo les haría a su hermana y su cuñado.
    Muy buen capítulo chaval, estoy deseando ver el final que ya parece ir acercandose.

    ResponderEliminar
  5. JOder bebe!! Que mala impresión da lo de los tobillos..pero me encantaaaa amoreeee!!T´amooooooo bebeeeeeeeeeeee!!!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...