Voces Muertas, IV - Papel De Tinta Negra

Novedades

7 de abril de 2011

Voces Muertas, IV

Miriam seguía petrificada al ver a su hija cubierta de sangre y riéndose frente a ella,en ese momento Sofía se desploma sobre la sangre como un peso muerto sobre el suelo de madera. Entonces Arabia entró por la puerta y sin comprender nada se echó a llorar a ver a su hermana cubierta de sangre.

Jose asió en brazos a Sofía, la cual volvía en si poco a poco, acto seguido, la desnudó y la metió en la bañera para quitarle la sangre que tenia pegada en el pelo y por todo el cuerpo. Sofía estaba nerviosa, notó su padre, pero pensó que sería por lo que había pasado en la habitación. La sacó de la bañera y le puso el nuevo camisón, y la llevó de nuevo a la habitación de ellos, donde Miriam estaba terminando de limpiar la sangre.

Se dirigió a su hija con una sonrisa, pero entonces la niña habló.

- Lo he visto, mamá.

-¿A quién has visto cielo?- dijo su madre preocupada.

- A tito Roberto- en ese momento miró hacia abajo, preocupada.

-¿Seguro Sofía? Recuerda que tito Roberto no está con nosotros, que se fue al cielo con la abuela. -dijo Miriam para intentar tranquilizarla.

-Sí mamá, me dijo cosas sobre tí.

- ¿Y qué te dijo cariño?

- Dijo que nos echaba mucho de menos, y que ha vuelto porque quiere hablar contigo mamá, ¿no te alegras?

- Sí Sofía, claro que sí- dijo contrariada.

Después de esto acompañó a sus hijas a sus habitaciones y las acostó, después se quedó en el salón, y puso la televisión, al cabo de unos minutos la televisión estalla en mil pedazos, haciendo que Miriam se asustará y diera un grito ahogado, pero antes de que se pudiera recuperar las luces se encendieron, y las puertas del salón comenzaron a abrirse y cerrarse, hasta que los cristales de las mismas estallaron en miles de aristas transparentes.Al momento una ráfaga de aire la golpeó contra la mesa del salón, dejándola sin aire, comenzó a levantarse pero sin darle tiempo una ráfaga de aire la lanzó al suelo, y entonces miró al techo del salón, y entonces le vio...

Unas sombras negras daban giros esperpénticos sobre el techo, donde varias lámparas de aceite giraban en el centro de la misma, de pronto las sombras pararon y la cera se derramó sobre la cara de Miriam, haciéndola gritar de dolor.

9 comentarios:

  1. O.O
    (no tengo palabras, en serio...)

    ResponderEliminar
  2. O.o madrecita!!!! Ke kague!!!! Está genial explikado!!!! Me encanta, pero.. ke kerrá? algo malo fijo, pork sino... tela!!! Me encanta, lo haces genial, Avisame como yo te avisaré a ti, cuando publikes algo nuevo. Besotes!!!
    Cuidate

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Leñe!! k no sale el coment!!

    Me encantan tus textos =)

    ResponderEliminar
  5. una vez mas nos dejas con la intriga xD Me ha encantado!!^^

    ResponderEliminar
  6. Aiins...que intriga...! Que pasará???

    ResponderEliminar
  7. ooh genial
    a ver si te pones pronto a hacer el siguiente que la intriga no es buena xd

    ResponderEliminar
  8. No vale aora me has dejao intrigada malooo!
    es broma espero el siguiente YA!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...