Recuerdos De Una Madre - Papel De Tinta Negra

Novedades

4 de enero de 2011

Recuerdos De Una Madre

Querido Hijo:

Bueno hijo mio, no se por donde comenzar estas líneas que son las últimas que escribo, y quiero que sean para tí, cariño.

Recuerdo cuando te tuve en mis brazos por primera vez, sentí ser feliz, seguramente una de las poquísimas que he podido serlo realmente. Sentir tu respiración en mi pecho fue el mejor regalo que pudo darme ese monstruo, tu padre. Se que lo quieres y que siempre ha estado ahí y te ha dado todo lo que quieres.

También recuerdo cuando correteabas por el salón, escapándote de mis manos para romper el jarrón aquel, que llevaba días en tu mente. Cuando me dijiste mamá por primera vez, fue también un momento que recordaré siempre, porque fue la primera vez que escuché algo bonito y sincero en mucho tiempo...Y desde entonces sólo tú me has hecho feliz, y sonreir.

Sabes que tus abuelos te quieren mucho, pero nunca me he llevado bien con ellos, siempre dijeron que fui un estorbo para ellos y que preferian no haberme tenido, pero bueno, sabes que he sabido vivir sin ellos y, aunque me hayan hecho falta, nunca les dije nada.

Quiero que sepas los motivos de mi huida, me voy simplemente para ser feliz, y me voy sin nada y con casi todo, casi todo, porque me faltas tú, y siempre me faltarás, pero te llevaré en mi corazón para siempre. Tu padre siempre ha sido el vivo ejemplo para ti, pero para mi era el monstruo que llevaba mi vida a la deriva, a base de palizas, por eso hoy huyo...

Hoy me marcho de tu vida sin mirar atrás, eres muy joven para entender realmente esta carta, pero con el paso de los años, puede que hasta que llores con estas letras.

Nunca me busques, porque no me encontrarás, nunca me quieras, aunque yo te ame, puede que no me perdones, pero yo te perdonaré tu miedo, y tu odio.

Hoy me marcho cariño, solo le pido al tiempo que esta carta te la entregen, y que comprendas mi huida...

Te Quiere, Tu Madre.

1 comentario:

Utiliza la tinta para marcar este texto...