Lágrimas De Plata

Las tormentas eran normales en esta epoca del tiempo, y las tormentas rugían con mas fuerza de lo normal, mientras los truenos caian cerca del mar, anunciando que iba a ser una tormenta especial a las anteriores y que había que reforzar las casas...

José se internó en su casa, y corriendo fue a afianzar las ventanas y puertas de su casa, con el fin de sufrir los menos daños posibles, pero como había anunciado su hija pequeña, Clara, esa tormenta tenía algo lúgubre que no acababa de adivinar, pero pronto se daría cuenta lo especial que era...

Al cabo de unos minutos, la tormenta se iba acercando con grandes corrientes de vientos y latigazos, y la tierra comenzó a vibrar como el timbre de una capana, y entonces los cristales de su casa comenzaron a romperse tan fácil como se rompe una nube de madrugada, y los tres se metieron en el cuarto del padre, donde José, Clara y su madre María, se escondieron en un pico de la habitación, pero de repente sucedió lo inesperado...

El techo de la habitación se levantó con una facilidad asombrosa y comenzaron a caer lágrimas, lágrimas de plata, mientras de fondo se escuchaba entre truenos y tormentas a una voz entonar unos cánticos en Latín, y mientras caian atravesaron el cuerpo de los tres, sin dejarles tiempo a salir corriendo.José quedo recostado sobre la cama, con varias clavadas en el pecho y dos clavadas en la cara, María tenia varias clavadas en las piernas y una en el ojo izquierdo, donde salía sangre de forma abundante, y Clara estaba apoyada en el mueble de la habitación, con una en cada muñeca, pareciendo estar clavada al mueble, y otra en la garganta, dejando un hilo de sangre corriendo por su pijama...

Después de esto, la tormenta desapareció como si nada, y empezó a salir el sol, como si un día de verano se tratase...
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 Plumas:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...